Yoga para la Ansiedad – Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

///Yoga para la Ansiedad – Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

Yoga para la Ansiedad – Ejercicios de Yoga para la Ansiedad

El yoga es una actividad que conecta mente, cuerpo y emociones logrando armonizarlas, es por esto que el yoga para la ansiedad es concebido como un tratamiento eficaz y sobretodo natural para el trastorno de ansiedad aguda y depresión. El yoga y ansiedad se han encontrado presentes en estudios recientes realizados por diversas universidades de E.E.U.U, como la de Boston. Donde se ha obtenido resultados positivos en las investigaciones, las cuales han demostrado que el yoga es bueno para la ansiedad.

Se recomienda el yoga contra la ansiedad considerándolo no sólo como una práctica sino como un estilo de vida, pues también influirá directamente la alimentación y los hábitos de vida que realiza la persona. Los resultados de las experiencias que se viven durante la práctica de los ejercicios de yoga para la ansiedad, promueven la relajación, la respiración, la actividad física y la meditación como parte esencial del tratamiento. La práctica diaria manifestará resultados inmediatos de la experiencia de yoga  y ansiedad. Pues se considera parte de la terapia para ansiedad necesaria para que la persona alcance el equilibrio integral en su vida.

Terapia de yoga para la ansiedad

El yoga como tratamiento efectivo para la ansiedad representa parte de la solución integral que debe recibir la persona, tomando en cuenta el tipo de actividad de  acuerdo a  la circunstancia que se le vaya presentando.

Yoga para la ansiedad y nervios

En este caso resulta ideal la práctica física combinada con los ejercicios de respiración y relajación que estimulan el sistema nervioso. Produciendo que el ritmo cardiaco y la respiración fluyan a un ritmo más tranquilizador.

yoga para ansiedad

Yoga para la ansiedad y depresión

Resulta ideal para este tipo de trastorno pues estimula producción de serotonina en el cuerpo lo cual trae como beneficio la sensación de felicidad y plenitud. Es por esto que el yoga para la depresión y ansiedad es recomendado.

Yoga para ansiedad y ataques de pánico

La práctica continua de los ejercicios físicos combinados con la respiración, la relajación y la alimentación adecuada produce que los ataques de pánico vayan disminuyendo efectivamente en el caso de las personas con un trastorno desarrollado.

Yoga para controlar la ansiedad de comer

La práctica adecuada hace que tu estado mental, emocional y físico mejore de manera inmediata produciéndote un nivel elevado de energía la sensación que te falta algo o de vacio, que es producto de la ansiedad en estos casos, y que busca ser reemplazada con la comida, va disminuyendo de manera evidente con el tiempo.

Yoga para controlar la ansiedad generalizada

El yoga para la ansiedad que se presenta de manera cotidiana también encuentra alivio a través de la práctica diaria de los ejercicios físicos pues la mente, el cuerpo y las emociones alcanzan un nivel de equilibrio que produce la sensación de bienestar.

Se consideran las asanas activas las que activan el sistema nervioso simpático y las calmadas como hacen que se movilice el sistema nervioso parasimpático.

Tipo de yoga para la ansiedad

Si te preguntas que tipo de yoga es mejor para la ansiedad es importante que consideres la recomendaciones de los profesionales, existen una diversidad de ejercicios de yoga para la ansiedad considerando las asanas mas activas las que hacen la estimulación del sistema nervioso simpático y las calmadas le dan movilidad al sistema nervioso parasimpático, es por esto que es recomendado el yoga para ansiedad, debido a su impacto en la sensación de bienestar en la vida de la persona lo cual se produce gracias a la práctica diaria de los ejercicios físicos, el entrenamiento con la respiración, aprendiendo a relajar el cuerpo y la mente, constituyendo un equilibrio inmediato que genera el tratamiento de yoga y ansiedad.

yoga y ansiedad

Tecnicas de yoga para la ansiedad

Para curar la ansiedad con yoga es fundamental la aplicación con disciplina de las técnicas que se especializan en el yoga para la ansiedad, existen técnicas específicas en el cuerpo que inciden en el alivio inmediato de la ansiedad. Una de estas técnicas de yoga para ansiedad es la respiración controlada, aprender a respirar es crucial en este proceso pues ayudará a controlar tus emociones y tu nivel de presencia para confrontar las situaciones con el yoga para la ansiedad. Así como te ayudará a sentirte con un nivel mayor de energía. La técnica de la relajación es una actividad de yoga y ansiedad de gran importancia en el tratamiento, relajar la mente y el cuerpo te permitirá sentirte más productivo al mismo tiempo que la música relajante para la ansiedad es recomendable para acompañar la actividad del yoga y la actividad diaria.

Postura de yoga para la ansiedad

El resultado inmediato de los ejercicios de yoga para la ansiedad lo hacen ampliamente recomendado. Los ejercicios de yoga contra la ansiedad permiten lograr el equilibrio integral de la vida y además implica una transformación  profunda de los hábitos.

8 Posturas de yoga para reducir la ansiedad

Los ejercicios de yoga para combatir la ansiedad se centran en diversas propuestas para estimular, cuerpo, mente y emociones, la postura de yoga para la ansiedad cumple una función especifican que estimula el sistema nervioso, uttanasana para una mente fresca y relajada se realiza colocando los pies de forma paralela y con una apertura del tamaño del ancho de tus caderas, realiza la inhalación y haz la elevación de tus brazos por sobre tu cabeza. Al momento de exhalar deberás flexionarte desde la cadera, contrayendo el abdomen al mismo tiempo que llevaras tus manos a la parte lateral de tus pies por la parte de atrás de los tobillos.

Relaja tu cuello, permite que tu cabeza cuelgue hacia tus pies manteniendo el pecho lo mas cerca posible de tus piernas. Estira  flexiona tus rodillas de forma que tu frente obtenga contacto con tus piernas. Mantente durante 30 a 60 segundos en esta postura. Verás que al salir tu mente tendrá una sensación de frescura y relajación. Esta es una de las posiciones de yoga para ansiedad recomendadas, entre ellas también se encuentran: La postura del camello o ustrasana al mismo tiempo es una postura energizante consiste en que te estires para atrás y confíes a la vez en la parte posterior de tu cuerpo a pesar de que no logres verla.

La llevas a cabo arrodillándote, manteniendo el paralelismo de los muslos con el suelo y tus manos en las caderas, inhalando y presionando hacia la parte de adelante los muslos al mismo tiempo que adelantas las caderas  y arqueas la espalda hacia la parte de atrás. Deberas soltar los brazos, colocando las manos en los talones, deberás relajar el cuello, con la intención que tu cabeza cuelgue hacia atrás sin generar tensión. Si en tu caso las manos no te llegan a los pies es ideal que dejes los brazos sueltos evitando forzar las zonas lumbares.

Otra posición de yoga para la ansiedad consiste en el janu sirsasana para el cual es necesario  que estires  todos los músculos de tu espalda promoviendo la flexibilidad de la columna, con esta flexión hacia adelante podrás calmar la mente y lograr combatir el estrés. Para realizarlo deberás sentarte en el suelo con las piernas juntas y estiradas, con la planta del pie derecho unida al muslo izquierdo que te permita acercar el talón a la ingle. Realiza una inhalación levantando los brazos por encima de la cabeza y realiza la exhalación realizando la inclinación del tronco  y los brazos por sobre la pierna extendida. Mantiendo la columna estirada deberas llevar la mano hacia el pies izquierdo, si no llegas puedes dejarla en la tibia o en el muslo, ahora relaja el cuello y suelta la cabeza. Es ideal que permanezcas en esta postura cerca de al menos cinco o seis respiraciones de este modo aumenta mas la extensión de cada exhalación. Al respirar siente como tus emociones se van pacificando.

ansiedad y yoga

El medio puente o setu bandhasana, te propiciara calma a la vez que te llenará de vigor y energía,  la alcanzas colocándote boca arriba con las piernas dobladas y los pies paralelos y abiertos del tamaño del ancho de tus caderas, ahora estira tus brazos a tu costado. Inhalando, realiza el levantamiento de tus caderas del suelo, trata de llevar tu peso hacia los hombros estirando el cuello y acercando tu mentón al pecho. De este modo la cabeza y los hombros permanecerán en el suelo. Puedes colocarte un bloque de madera debajo del sacro, este es un hueso plano y duro, es importante que no lo confundas con los lumbares. Soltando el peso de tu cuerpo cierra los ojos y respira abandonante a descansar.

Otra postura importante es la del arco o dhanurasana la cual realiza una apertura energética al corazón. Al momento de hacer la postura deberás inhalar en el centro de tu pecho a la vez que liberas las emociones y te llenas de alegría. Para hacerla deberas colocarte boca abajo, flexionar tus rodillas, sujetar los tobillos por fuera con ambas manos, inhalar estirando las piernas hacia atrás, elevar los muslos y realizar el levantamiento de la cabeza y el pecho. Manteniendo los brazos de forma recta, inclina tu cabeza hacia la parte de atrás y coloca tu mirada hacia arriba. Permanece en la posición durante cinco respiraciones, recordando sonreír  a la vez. Luego con exhalación progresiva deberás deshacer la posición primero bajando la frente y el pecho al suelo, luego las piernas soltando los tobillos, ahora descansa.

Para producir el equilibrio interno de forma profunda se utiliza la postura viparita karani con la cual puedes obtener un descanso reparador el cual permite restablecer el equilibrio interior. Para llevarlo  a cabo deberás sentarte frente de la pared, lledando las manos al suelo por detrás de la espalda, flexionando las rodillas deberas acercar a la pared tus caderas y nalgas. Eleva tus piernas realizando el apoyo en la pared y recostándote comprobando que tu cuerpo se mantenga simétrico. Realiza el estiramiento de las piernas de manera vertical y relaja tus brazos a los lados del tronco llevando las manos a tu abdomen para que sientas la respiración. Puedes durar entre 3 y 5 minutos en esta posición o el tiempo que consideres apetecible.

La llamada respiración de abeja, es una aliada del sistema nervioso pues te genera un efecto de calma en tu mente. Para realizarlo es importante que te sientes en el suelo o en una silla, cerrando los oídos con tus dedos índice, logando que queden herméticamente tapados, inhala llenando los pulmones de aire, cuando exhales de manera lenta y suave por la nariz emite un sonido de forma sostenida y uniforme como el que hacen las abejas (mmm) lo puedes repetir cinco veces y ver us efecto inmediato.

Acude a estos ejercicios cada vez que lo requieras y encuentra en ellos la calma, relajación, energía vital y alegría deseada.

Respiraciones de yoga para la ansiedad

El tratamiento de yoga para la ansiedad posee un alto impacto y un efecto inmediato en la persona, se considera que el yoga cura la ansiedad y además ayuda en la transformación de los hábitos de vida. En el yoga es importante la respiración profunda y consiente, practicar los distintos tipos de inhalación y exhalación del aire son centrales en el yoga para la ansiedad.

La energía vital se encuentra en el prana y se accede a ella por medio de la respiración, en esto consiste el yoga para ansiedad, en conectarnos con la energía vital produciendo una sensación de bienestar general en el cuerpo, es por esto que yoga y ansiedad han representado parte importante en las investigaciones que intentan abordar el tema concibiendo la minimización del consumo de fármacos. La ansiedad y acupuntura también representan un tipo de terapia alternativa que plantea la activación de los canales energéticos que pueden ocasionar el bloqueo emocional de la persona y por ende las enfermedades o trastornos como la ansiedad y la depresión.

¿Como hacer yoga para la ansiedad?

El yoga es bueno para la ansiedad esto lo afirman muchas personas que han incluido a su estilo de vida los hábitos que saludables que constituyen los efectos físicos, mentales y emocionales del yoga. Debido a esto el yoga ayuda a combatir la ansiedad pues el restablecimiento físico, mental y emocional se debe a la estimulación del sistema nervioso que es posible gracias al yoga para la ansiedad.

Puedes hacer yoga para ansiedad desde tus espacios íntimos, siguiendo las recomendaciones acá expuestas, o puedes realizarlo a través de grupos de apoyo que organizan actividades de yoga para ansiedad con algún especialista en yoga para la ansiedad. El cual pueda reforzar y orientar tu práctica desde el acompañamiento hasta  la valoración de los avances, debido a que los efectos son inmediatos te vas a sentir lleno de energía. Es por esto que el yoga se encuentra entre los mejores tratamientos de ansiedad.

Puedes realizar los ejercicios de yoga a cualquier hora del día, cuando sientas que tengas necesidad de hacerlos, se recomienda puntualmente las primeras horas de la mañana antes de comenzar tus actividades diarias a la vez que las puedes realizar durante la noche aquellas que te permitan profundizar en tus niveles de relajación para estimular tu descanso y la calidad de tu sueño, lo que influirá notablemente en la energía de la cual dispongas para el día siguiente.

Beneficios del yoga para la ansiedad

El yoga es ideal para controlar la ansiedad, pues permite restablecer el equilibrio físico mental y emocional, minimizar al máximo los pensamientos negativos, elevar la autoestima, estimular las emociones positivas, drenar las emociones mal gestionadas, de este modo se convierte el yoga para calmar la ansiedad en una herramienta a la mano de aquellas personas que deseen experimentar con esta práctica revitalizadora, quienes la han utilizado destacan el yoga para la ansiedad como una experiencia que les permite tomar conciencia del tratamiento y sus hábitos de vida.

El yoga para ansiedad representa una herramienta que sirve para estimular el sistema nervioso de una forma accesible y práctica, que permite el restablecimiento de la energía vital, la capacidad de controlar el ritmo respiratorio y elevar la calidad de vida, de esta manera el yoga para la ansiedad se convierte en un recomendación ideal de las personas que han aprendido del yoga en el caso que han tenido que controlar sus procesos personales a través de los ejercicios físicos, la respiración, la relajación y la meditación.

yoga para el trastorno de ansiedad

Para el yoga y la ansiedad es crucial la práctica, esta milenaria disciplina promueve la liberación de tensiones, la purificación del organismo, la estabilización de la mente, el cultivo de los pensamientos positivos, lo que te va  a permitir construir una visión mas saludable de ti mismo y de tu vida. Promoviendo y evitando que tu organismo contraiga enfermedades producto de la somatización de las emociones. Por esto fundamentalmente se recomienda el yoga para la ansiedad.

Entre los beneficios inmediatos que encuentra el paciente en los ejercicios de yoga para la ansiedad, es que le permite a la personas relajar el estrés físico y mental, permitiendo tratar los diversos trastornos que se pueden gestar, o algún trastorno de ansiedad que se encuentre manifestándose de manera silenciosa, en cualquier caso la práctica diaria de los ejercicios conllevará a la superar el pánico, los ataques, la ansiedad u otros tipos de dificultades generada por otros tipos de desequilibrios. Debido a que yoga representa diversos beneficios existen muchos malestares que puede tratar.

Minimizar la tensión muscular que es uno de los síntomas que principales que se gestan con la ansiedad y los nervios, a través de la liberación de las tensiones que se manifiestan de forma física. Permitiendo tener mayor nivel de conciencia con tu cuerpo y dotarte de la capacidad de que puedas identificar las tensiones para evitar que puedan volverse crónicas.

El yoga es recomendable contra la ansiedad porque promueve la producción de endorfinas que son reconocidas como la hormona de la felicidad al realizar prácticas de yoga la actividad en tu cerebro mejora específicamente las que son encargadas de los pensamientos positivos. Y la tensión en la amígdala que es donde se produce la ansiedad y la tensión se ve disminuida. Es por esto que los efectos del yoga son inmediatos.

Al mismo tiempo el yoga minimiza la ansiedad debido a que proporciona que tu atención se mantenga el momento presente, evitando que tu mente se distorsione por los 64.000 pensamientos por minutos que es capaz de producir.

Además el yoga minimiza la ansiedad debido a que representa una práctica de meditación consiente la cual favorece las condiciones del silencio interno, permitiendo la conexión con la esencia de la persona, y proporciona un nivel alto de armonía mental, emocional y al mismo tiempo espiritual. Es una terapia efectiva que sirve para encontrar el sentido de la vida y el encuentro contigo mismo que puedes estar detrás de toda esa turbulencia mental que te viene generando malestar.

La coordinación, la flexibilidad, la resistencia y el equilibrio también son desarrolladas gracias a la práctica de la actividad con el yoga, lo más importante de esto es la calma en la mente que se alcanza, consiguiendo un estado emocional con mayor fortaleza y estabilidad.

By |2018-11-21T16:42:40+00:00noviembre 20th, 2018|Tratamiento para la Ansiedad|Comentarios desactivados en Yoga para la Ansiedad – Ejercicios de Yoga para la Ansiedad