La ansiedad consiste en un sentimiento de miedo, mucha preocupación y desasosiego, causando varios problemas al organismo, como ataque de ansiedad y náuseas. Las náuseas son un síntoma común en personas que padezcan ansiedad, estrés, dolor o temor.

Se ha comprobado clínicamente que si existe una relación entre la ansiedad con los mareos y náuseas. Ya que estos últimos se dan como una reacción fisiológica de un estado alterado ocasionado a los niveles de ansiedad. Cuando estos niveles son muy altos tienden a aparecer las náuseas y mareos, dicha respuesta psicosomática puede tornarse muy intensa e incapacita a la persona.

Son muchas las personas que han experimentado náuseas por ansiedad frente a situaciones que les originen temor, como por ejemplo dar un discurso frente a muchas personas. Y es que en los últimos años se ha visto cómo ha incrementado el número de personas con náuseas por ansiedad. Debes saber que el estrés y la ansiedad provoca náuseas, temblores, sudoración, ritmo cardíaco irregular, dolor muscular en pecho, hombros, espalda, brazos  y cabeza.

Náuseas por la mañana por ansiedad

Seguramente como muchos, alguna vez has atribuido que toda náusea matutina puede deberse a que comiste algo que te cayó mal o un embarazo en el caso de una mujer. Pues no siempre es así, ya que también existen las náuseas matutinas por ansiedad, ya que esta tiende a modificar la forma en que los ácidos estomacales se encargan de digerir los alimentos, causando un irritante reflujo e inflamación.

La sensación de náuseas por ansiedad se da como consecuencia por la emisión exacerbada de la adrenalina o epinefrina. Esta ocasiona una obstaculización en las funciones de las enzimas, ácidos, estómago e intestinos de manera general, dando origen los indicios que son atinados a náuseas por ansiedad.

Ansiedad y vómitos

El hablar de ansiedad y vómitos es algo cada vez más común, es uno de los síntomas fisiológicos más frecuentes junto con palpitaciones, sudoración, taquicardia, temblores, rigidez muscular, cansancio y sensación de inestabilidad y náuseas por ansiedad.

El vómito por su parte es un fenómeno al que también se conoce como emesis, controlado específicamente por un área perteneciente al bulbo raquídeo ubicado en la parte central del cerebro siendo este también el centro del vómito. Dicha región se ocupa de recibir información que induce al organismo a terminar ejecutando esta acción.

Las náuseas y ansiedad pueden hacer llegar al centro del vómito señales que sean negativas para la persona, como ver imágenes repulsivas, o vivir una situación estresante o traumática, por lo que desde el tronco encefálico se informa del movimiento y siendo el responsable de estas sensaciones.

Los pacientes que sufren de trastorno de ansiedad generalizada y náuseas  suelen pasarse el día sumados en varias preocupaciones y tensiones de manera exagerada, aún cuando esté presente o no un estímulo que las provoque. Dicho diagnóstico se establece por un profesional, cuando observa que un paciente presenta una excesiva preocupación por varios problemas de la vida cotidiana por un período no menor a 6 meses.

En niveles moderados las personas con esta patología tiene oportunidad de funcionar correctamente en entorno social y laboral. Sin embargo, procuran evadir algunas circunstancias cotidianas debido a esta psicopatología, en algunos estudios se ha corroborado que el trastorno de ansiedad generalizada afecta al doble de mujeres que hombres. Este puede aparecer cualquier momento de la vida y desarrollarse de manera paulatina, aunque los períodos de mayor riesgo son la infancia y mediana edad.

Cómo controlar las náuseas de la ansiedad

Las náuseas por ansiedad pueden ser difíciles de evitar, por lo general muchos tienden a convivir con esto hasta que hayan aprendido a manejar la ansiedad. Ya que a diferencia de otros síntomas, no hay remedios eficaces para quitar náuseas por ansiedad.

Por tanto, debido a la falta de remedios prácticos y también por el temor que generan las náuseas y mareos tras la pérdida de control o peor la pérdida de contacto con la realidad, se han hecho investigaciones para determinar las posibles causas de esta sintomatología y así dar con algunas maneras de controlar náuseas por ansiedad.

Cabe destacar que las náuseas y mareos no van a desaparecer hasta que se haya aprendido a manejar la ansiedad, a poder llevar una vida donde las preocupaciones o angustias no terminan manifestándose en síntomas físicos como ataques de pánico, crisis de ansiedad, entre otros síntomas. Pero afortunadamente sí existen maneras de aliviar náuseas por ansiedad.

El consejo más usual y práctico, es respirar profundamente. Cuando se habla de los síntomas o trastorno de ansiedad en sí, siempre se insiste en la importancia de respirar adecuadamente, es decir, de forma profunda y consciente con el fin de disminuir y hasta eliminar el nerviosismo y ayudar a que el organismo se relaje.

La gran mayoría de técnicas de relajación tienen como parte principal, la respiración para así lograr recuperar el equilibrio, el cual implica equilibrar tanto cuerpo y mente. Pero que también permita recuperar el control de nuestro equilibrio físico que tiende a perderse por culpa de las náuseas constantes por ansiedad.

Tratamiento para las náuseas por ansiedad

Antes de hablar de un tratamiento es importante dejar en claro que es la ansiedad y los síntomas que presentan las personas que la padecen. La ansiedad consiste en una respuesta emocional y fisiológica cuando se percibe algún peligro, el cuerpo se pone en un estado de alerta originando una serie de síntomas con el fin de hacer frente a dicha amenaza. En el listado de síntoma de la ansiedad se encuentra:

  • Ansiedad y náuseas: si la ansiedad causa nauseas, al ser esta una respuesta que induce al escape, debes saber que si aún hay alimentos presentes en el aparato digestivo, este será considerado como un estorbo ya que en pleno proceso de digestión nos volvemos más lentos, por lo que el cuerpo buscará una manera de deshacerse de este.
  • Mareo: Una sobre respiración, tensión muscular y envío de flujo de sangre pueden originar fuertes mareos.
  • Hiperventilación: Debido a la sensación inminente de amenaza, el cuerpo busca oxígeno suficiente para lograr llevar a cabo las funciones motoras necesarias como correr o defenderse. Pero dado que el oxígeno no se ve metalizado puede convertirse en mareo.
  • Taquicardia: el corazón se encarga de bombear suficiente sangre a todos los órganos encargados de cumplir funciones motoras de huida o defensa.
  • Tensión muscular: esta se origina para que el cuerpo escape o luche contra la amenaza. Sin embargo cuando esta se halla presente la mayor parte del día ocasiona dolores, molestias y calambres musculares.
  • Dilatación de pupilas: esto ocurre debido a que el organismo busca percibir el peligro lo más pronto posible, dilatando la pupila y causando un tipo de visión túnel. Esto puede provocar visión borrosa, molestias y destellos.

Cuando esta patología comienza a originar dificultades en los ámbitos social, laboral y personal, estos malestares pueden ir en aumento como llegar al grado de ataque ansiedad y náuseas. Lo recomendable es iniciar trabajo terapéutico con un psicólogo cuanto antes mejor,  ya que el dejar pasar tanto tiempo sin hacer nada puede empeorar los síntomas

Remedio para las náuseas por ansiedad

Factores como estrés, migraña, diabetes, intoxicación por comida, cansancio, medicamentos, la ansiedad produce náuseas. Por suerte hay recetas caseras que pueden resultar muy útiles para tratar con las nauseas por ansiedad entre estos están:

  • Jengibre: se puede consumir de varias formas (pan, galletas o té), el jengibre posee la capacidad de bloquear a todo responsable de las náuseas además de promover el flujo sanguíneo dentro del estómago de manera que se reduzcan los síntomas de mareo.
  • Zumo de limón: se trata de un gran alivio cuando hay ganas de vomitar, ya que ayuda a equilibrar el pH del estómago. Se recomienda beberlo cuando se empiece a sentir las náuseas.
  • Anís: este se puede preparar en un té y tomarlo cuando surjan los síntomas.
  • Menta: es capaz de aliviar diversos problemas digestivos incluso la ansiedad y náuseas.
  • Nuez moscada: no sólo sirve para mejorar el sabor y aroma de algunos platillos, sino que también ayuda mucho ante los síntomas de náuseas o vómitos.
  • Zumo de arándanos: al tener náuseas y ganas de vomitar difícilmente se puede pensar en comer algo sólido. esta bebida nutritiva es muy útil para llevar la deshidratación y reducir los síntomas.

Cómo evitar las náuseas por ansiedad

Para evitar problemas como mareos y nauseas por ansiedad es importante adoptar un estilo de vida saludable como evitar consumo de sustancias que pueden causar náuseas y ansiedad como drogas, cafeína, éxtasis, LSD, entre otras.

También se recomienda realizar ejercicio de manera regular y en pleno aire libre para poder despejar la mente de todo pensamiento negativo. Practicar técnicas de relajación para combatir la aparición de náuseas y ansiedad Ya sea de manera autodidacta o en clases con un profesional. En esencia para evitar las náuseas por ansiedad se debe tratar la propia ansiedad, requiere un total compromiso de la persona pero vale completamente la pena aprender a llevar una vida libre de ansiedad.