Falta de Aire por Ansiedad – Sensacion de falta de Aire por Ansiedad

//Falta de Aire por Ansiedad – Sensacion de falta de Aire por Ansiedad
Falta de Aire por Ansiedad – Sensacion de falta de Aire por Ansiedad2018-10-18T15:19:48+00:00

La falta de aire por ansiedad se produce por una respuesta fisiológica del organismo a las respuestas físicas que genera la ansiedad. Ansiedad y falta aire son frecuentes en personas que tienden a hiperventilar. Este proceso provoca una reacción el en organismo que hace que la persona llegue a sentir falta de aire por ansiedad. Existen casos donde la falta de aire constante por ansiedad produce crisis y trastornos de ansiedad de mayor intensidad.

Sintomas de falta de aire por ansiedad

Los síntomas de ansiedad y falta de aire más frecuentes se presentan bajo un estado emocional que lo fomenta, y pues el cuerpo fisiológicamente va a responder de forma óptima a la emoción. Cuando la ansiedad y falta de aire todo el dia se presenta se acompaña de síntomas como presión en el pecho, adormecimiento de manos y en ocasiones puede presentarse  sensaciones de mareo.

Los síntomas pueden alertar a la persona y allí surge el verdadero problema cuando la mente interpreta los síntomas como el fin, lo que puede ocasionar un ataque de pánico y empeorar los síntomas de la crisis pero a menos de que el ataque sea producto de enfermedad cardiovascular es imposible que la persona muera. Si bien es cierto que la ansiedad puede dar falta de aire de acuerdo a una fuente real como es la Asociación Madrileña de Agorafobia que la persona muera en una crisis de ansiedad producto de la sensación de falta de aire producida por la angustia. Es por ello que la falta de aire por ansiedad se puede tratar.

Como se siente la falta de aire por ansiedad

Las emociones influyen mucho en nuestro bienestar diario, y la respiración es una brújula que nos puede dar indicios de cómo nos sentimos, si la respiración se agita puede que nos encontremos asustados, muchas veces la respiración opera más allá de la voluntad, no obstante queda de parte de toda persona hacer un proceso de conciencia sobre la misma y aprender a controlar para controlar del mismo modo los estados emocionales, y orientarlos a una vida productiva y de calidad.

Si tienes mucho tiempo preocupado, angustiado, estresado, alimentando hábitos no tan saludables, puede que en algún momento experimentes un estado de ansiedad somatizando sus síntomas, una de las formas como saber si la falta de aire es por ansiedad es que sepas como te estas sintiendo últimamente, si el estrés y la angustia han aumentado en tu vida.

Es muy probable que expreses: me falta el aire por ansiedad, si tu estado emocional no te ha permitido descansar, ni desempeñarte bien los últimos días. La sensación de falta de aire por ansiedad es uno de los síntomas más frecuentes que acompaña la reacción corporal que incluyen tensión en el cuerpo, se comprime la garganta, la respiración se acelera y se entrecorta, el cuerpo segrega adrenalina la cual altera el ritmo cardiaco con la respiración la cual tiende a hiperventilar produciendo la falta de aire por ansiedad.

Ataque de ansiedad y falta de aire

La crisis de ansiedad y falta de aire se presentan debido a la acumulación de tensión emocional, mental o física que originan reacciones en el organismo, y que incluso la mente tiende a programar como estímulos que pueden activarse nuevamente tras una experiencia similar.

La falta de aire por ansiedad es uno de los síntomas más comunes, pues la presión en el pecho que la acompaña tiende a fortalecer la sensación de ahogo.

Sofocos por ansiedad

Los sofocos por ansiedad pueden producirse ocasionando una sensación de calor fuerte en el cuerpo de la persona, sudoración, aumenta la sensación de ahogo, se pronuncia la falta de aire por ansiedad. El cuerpo puede manifestarse de esta manera en un estado de defensa o huída la cual se genera en gran parte en la mente del sujeto. La ansiedad y falta de aire puede acompañarse de presión en el pecho y una sensación de calor o incluso se asocia a la fiebre.

Tos por ansiedad

La sensación de presión en el pecho acompañada de la hiperventilación, la garganta seca también puede ocasionar un ataque inesperado de tos por ansiedad. Pues la falta de aire por ansiedad ocasiona que la persona tienda a sentir desespero. La ansiedad y falta de aire puede generar molestias en la garganta la cual se encuentra seca pues es otro de los síntomas presentados en estados de ansiedad.

Disnea por ansiedad

La disnea es lo que se conoce como la falta de respiración en el cuerpo, cuando se gesta la ansiedad se describe como una sensación que no permite llenar el pecho de aire, y genera la impresión de que no entra todo el aire en el pecho. También es importante considerar que la frecuencia respiratoria es normal entre 12 y 20 respiraciones por minuto, si es por ansiedad se puede realizar algún tipo de ejercicio físico  el cual no va a empeorar la falta de aire por ansiedad. La disnea se hace presente con la ansiedad y falta de aire.

Remedios caseros para la falta de aire por ansiedad

La falta de aire al respirar por ansiedad se puede tratar  desde casa pero es importante acudir al especialista, que te ofrezca un diagnóstico sobre tu caso. Y que atiendas el caso desde el fondo del problema de falta de aire y ansiedad. Pueden ser distintos los elementos que te estén causando falta de aire por ansiedad es por esto que es importante que dejes de estimular tu estado de ansiedad con hábitos que pueden empeorarlo y que te plantees una solución para ansiedad y falta de aire.

La respiración diafragmática puede ser ideal para que puedas practicar desde casa, del mismo modo te va a permitir relajarte y conectarte con el momento presente. La puedes realizar en el momento que más sea significativo para ti, comenzando desde la mañana. Para llevar a cabo este tipo de respiración coloca tus manos sobre tu abdomen, relajando los músculos, inhala profundamente por la nariz, ahora nota como tu abdomen se expande  mismo tiempo que llenas de aire los pulmones. Reten la respiración durante un par de minutos y exhala el aire por tu boca despacio hasta dejar tus pulmones vacíos.

Considera inhalaciones de vapor si se te presenta congestión nasal, del mismo modo puedes tomar infusión de jengibre para que manifieste sus propiedades expectorantes las cuales te pueden aliviar síntomas de tos, deja de fumar esto beneficiara en gran medida tu sistema orgánico en general, sal a caminar y practica terapias de relajación las cuales te permitan ir controlando tus procesos respiratorios y emocionales.

Como controlar la falta de aire por ansiedad

A continuación te daré algunas recomendaciones sobre cómo controlar la falta de aire por ansiedad, ya que es una realidad que la ansiedad produce falta de aire, aunque no sea mortal, es una experiencia molesta y si se vuelve repetitiva se puede trasformar en un trastorno de ansiedad y falta de aire prolongado. Para controlar la falta de aire por ansiedad es crucial practicar distintos ejercicios de respiración que permitan el control de  la respiración, el conocimiento de las emociones y el autocontrol personal, las sesiones de yoga, meditación y relajación son experiencias recomendadas para las personas que buscan solución para ansiedad y falta de aire.

Solucion para ansiedad y falta de aire

Si estas pasando por un momento de asfixia por estrés debes estar preguntándote como quitar la sensación de falta de aire por ansiedad, una de las formas de cómo combatir la falta de aire por ansiedad es conocer que es lo que está pasando durante este proceso en tu organismo de este modo tendrás la oportunidad de tomar la actitud y las medidas adecuadas para calmar falta de aire por ansiedad.

La falta de aire por ansiedad tiende denominarse en el organismo como hiperventilación, durante la hiperventilación se tiende a respirar por encima de las necesidades fisiológicas, pues en el inicio de una crisis de ansiedad se produce la sensación de ahogo.

Lo que sucede durante la hiperventilación es que la persona se encuentra respirando en exceso, por esa sensación de ahogo que le generan toda la respuesta que está manifestando su organismo. La consecuencia de esto es que la cantidad de dióxido de carbono en los pulmones se reduce.

Esto se produce porque existe un equilibrio entre el  dióxido de carbono en la sangre y en los pulmones, esto da como resultado un perdida de dióxido en la sangre, esto influye directamente pues la respiración es controlada por los niveles de dióxido de carbono en la sangre, ya que es parte del sistema homeostático de la sangre, esto trae las siguientes implicaciones:

Al disminuir el dióxido de carbono en la sangre, cierta área del cerebro la detecta de este modo el impulso de respirar comienza a reducirse, ya que es muy sensible este mecanismo. Respirar demasiado trae como consecuencia inmediata la disminución de dióxido de carbono lo que puede generar problemas como apnea, al tratarse de una crisis de ansiedad la persona puede tener una sensación atemorizante, sintiendo que puede morir en cualquier momento. Enfocándose en únicamente la respiración, intentando superar dificultades para respirar. Esto ocasiona un intento más rápido de respiración denominado jadeo, el cual puede por la presión muscular ejercida producir dolor en el pecho.

La acidez y la alcalinidad de la sangre se mantiene en equilibrio gracias al sistema homeostático de la sangre, este sistema permite equilibrar las cantidades de ambas sustancias químicas en el organismo el cual permite que la sangra mantenga su acidez y pH. Al producirse fluctuaciones a velocidad en el ph, son  automáticamente suprimidas por cambios en la respiración. Pueden ocurrir constantemente aunque no seamos conscientes de ello.

La sobre respiración o hiperventilación producen cambios importantes en este equilibrio, el cual da  a lugar sensaciones corporales completamente desagradables, las cuales pueden ser, hormigueo,  mareos, sensación de calor/frío, tensión muscular, piernas débiles, desmayos, alteraciones visuales palpitaciones, taquicardia, nudo en la garganta, en el estómago, cada persona experimenta distintos síntomas en diversas intensidades.

Por lo anteriormente expresado si deseas saber cómo superar la falta de aire por ansiedad te puede ayudar conocer tu proceso de respiración, aprender a respirar de forma regular, lenta y desde el diafragma, manteniendo en tu mente que vas a estar bien y que no vas a dejar de respirar por completo en ningún momento al contrario respirando lenta y superficialmente puedes lograr que el dióxido de carbono aumente en tu sangre el cual va a estimular el centro cerebral y va  a proveer automáticamente la respiración normalizada.

La falta de aire por ansiedad puedes aprenderla a controlar partiendo de que te permitas conectarte física y emocionalmente con el bienestar de tu organismo, pues encontrar la solución para ansiedad y falta de aire implica un tratamiento de mayor profundidad que sólo prestar atención a los efectos físicos como es la dificultad para respirar y el dolor de pecho.

El entrenamiento para la respiración controlada es una de las técnicas que ha tenido mayor uso con las personas que presentan problemas de ansiedad. Pues la respiración es el proceso por el cual somos capaces de mantenernos vivos, es el proceso que permite que el cuerpo se oxigene y sea capaz de drenar física, mental y emocionalmente, controlar la respiración permite acceder a un estado natural de vida de mayor bienestar y conciencia, pues muchos de los problemas que se pueden presentar a nivel respiratorio pueden tener su origen en una manera de respirar inadecuada.

Las respiración controlada implica hacerlo desde el diafragma para llenar el abdomen inhalar durante 3 segundos y exhalar durante tres segundos soltando el aire en un lugar tranquilo es uno de los ejercicios iniciales para este tipo de terapia de respiración.