¿Sientes insomnio o depresión? Probablemente esté fallando la relación del magnesio y ansiedad, y es que la relación de ambos es de vital importancia para el estado de ánimo del ser humano. No muchos saben que estos dos términos están estrechamente vinculados ya que, ante la falta de magnesio, la ansiedad puede dispararse como reacción natural del cuerpo.

La unión de la ansiedad y magnesio en poca cantidad son cada vez más dañinos en las personas que intentan tener una vida equilibrada, por lo que acá contamos los detalles de este problema que puede derivar en trastorno y que es solventable con conocer la relación directo de magnesio y ansiedad, tomando en cuenta también que esto también ayuda a prever la ansiedad durante el embarazo, la cual puede trabajarse con magnesio.

Falta de magnesio y ansiedad

Se le conoce también “déficit de serotonina” a la unión de la ansiedad y falta de magnesio, ya que la hormona influye notablemente en el estado de humor. Esto ocurre también ya que ante altos niveles de presión, el magnesio no necesariamente fluye de la manera idónea ni en las cantidades requeridas y se traduce en depresión y otros síntomas molestos que no son más que falta de magnesio y ansiedad.

El magnesio funciona en el sistema nerviosa como un relajante natural, por lo que ataca notablemente la “sintomatología del estrés”. Por esto, ayuda, por citar un ejemplo, a conciliar el sueño. Por esto, ante la falta de magnesio y ansiedad, la serotonina no funciona correctamente y melatonina, cuya función es regular el sueño, también presenta fallas.

Cabe destacar que este mineral respalda a los huesos y favorece al metabolismo, siendo fundamental para el desarrollo de alrededor de 300 enzimas que posee el cuerpo humano.

Todas estas crisis de ansiedad se vislumbran también en la separación y ansiedad, cuando las personas tienen lejanía con afectos y personas de interés.  

Sintomas de la ansiedad por falta de magnesio

La falta de magnesio y ansiedad se traduce en distintos síntomas como depresión, intranquilidad, confusión, mal humor, mareos y vómitos, calambres musculares e incluso una elevada presión arterial.

Cabe destacar que estos síntomas de la ansiedad por falta de magnesio pueden agudizarse si se toma el magnesio en exceso sin previsión médica, ya que puede producir urticaria o reacciones respiratorias adversas.

Los motivos de la ansiedad son numerosos. No se trata solo de la falta de magnesio sino que puede tratarse también de otro tipo de reacciones químicas, de una vida desordenada o de mala alimentación. La ansiedad generalizada es un problema cada vez más recurrentes y debe ser tratado por esto, entendiendo que es el origen de muchos de estos malestares. 

Propiedades del magnesio para la ansiedad

Son muchas las propiedades que tiene el magnesio, lo cual permite ayudar en el bienestar del ser humano por muchas vías. Tiene propiedades antiinflamatorias, lo cual da beneficios como combatir a la obesidad y la vejez, así como propiedades que demuestran un mejor rendimiento físico que confirman que es bueno el magnesio para la ansiedad.

Entre las opciones para tomar magnesio se encuentran cloruro, carbonato y citrato. El primero es una sal amarga y picante con PH ácido, pero que no es idóneo para las personas que sufren de acidez en el estómago. Ante esto aparece el carbonato, que además ayuda al estómago.

Por su parte, las pastillas de magnesio para la ansiedad que tienen citrato funcionan bien porque tiene más de 600 reacciones enzimáticas, por lo que deja al cuerpo bien repleto de magnesio y evita la depresión, dejando al cuerpo bien abastecido.

Por su parte, el colágeno con magnesio es de gran utilidad porque además de afrontar la ansiedad, ayuda muchísimo al cuerpo. Ayuda en el cuerpo y además relaja músculos de manera natural, permitiendo así que haya menos fatiga y atacando al vértigo y otros problemas físicos.

El magnesio ayuda a combatir la ansiedad desde todo punto de vista, por lo que es un aliado imprescindible para mejorar la calidad de vida de las personas. Si un buen control de este mineral se junta con una dieta decente de alimentos y con una salud física adecuada, los problemas de presión cotidianos disminuirán notablemente y sin ningún tipo de consecuencias.

Por otro lado, vale la pena explicar que también puede haber ansiedad por tiroides, la cual se da con síntomas similares. En muchas ocasiones esa ansiedad generalizada viene por un problema de esta glándula, pudiendo ser por exceso de serotonina, o en su defecto, por falta de esta hormona. Ante esto vale la pena ir a un especialista, ya que puede haber una relación con la falta de magnesio y debe tratarse para mejorar la vida cotidiana, logrando una salud estable.