Hiperacusia por Ansiedad – Problemas de Hiperacusia por Ansiedad

///Hiperacusia por Ansiedad – Problemas de Hiperacusia por Ansiedad

Hiperacusia por Ansiedad – Problemas de Hiperacusia por Ansiedad

Pocos saben que a veces los sonidos no son necesariamente tormentosos sino que se hacen terribles debido a la hiperacusia por ansiedad, provocando una molestia auditiva que multiplica el sentimiento de pesadez por encima de lo que sienten otras personas del entorno.

Por esto es fundamental conocer la relación entre la hiperacusia y ansiedad, ya que muchos creen que el no soportar ruidos del entorno es un problema severo que obedece a molestias de los oídos, cuando en realidad es la presión constante del día a día lo que impide tener una audición normal. A continuación, nos explayamos.

Qué es la hiperacusia por ansiedad

La hiperacusia es un trastorno auditivo que ocurre tras un problema en el centro del proceso auditivo que se da en el cerebro, el cual origina un dolor y una molestia que los que lo tengan no puedan soportar sonidos habituales para otras personas, como el de caminar sobre hojas, arrugar papeles o hasta montarse en un vehículo. Si a esto se le agrega la presión, la unión de ansiedad e hiperacusia agudiza el problema.

La hiperacusia por ansiedad se puede manifestar de distintas maneras, siendo la más habitual el constante ruido molesto que se da tras la unión del zumbido oídos y ansiedad.

Síntomas y Causas de la Hiperacusia por ansiedad

La unión de la ansiedad con hiperacusia genera consecuencias en la persona, sin embargo, debe aclararse que el tener este trastorno no cambia la capacidad auditiva con respecto a una persona que no tenga el problema. Los afectados tienen una mínima capacidad para resistir el ruido, pero de igual manera, su oído no tiene alguna falencia evidente.

Otro síntoma importante es que hiperacusia por ansiedad genera un problema cognitivo y es que atenta con la posibilidad de mantener la concentración. Además, genera un crecimiento de irritabilidad contra los sonidos inevitables. Esto puede llevar a problemas como náuseas, mareos, sueño y fatiga física o mental.

En muchos casos, hay una fuerte presión de oídos por ansiedad que incluso genera problemas sociales, hasta llegar a ser una limitante en el desenvolvimiento con el entorno. De hecho, muchas personas afectadas tienen como síntoma el aislare para restringir el contacto social, lo que deriva además en otros problemas emocionales.

Tratamientos para la hiperacusia por ansiedad

La reacción natural de las personas que sufren de hiperacusia por ansiedad suele ser evadir los sonidos molestos o colocar barreras que amortigüen a los mismos, sin embargo, si bien es cierto que ayuda en el momento, a largo plazo puede generar la secuela de la audición se vuelve extremadamente más sensible.

Psicoeducación

Dada circunstancia anterior, se recomienda que el afectado de hiperacusia y ansiedad trabaje su exposición a ciertos niveles ambientales de sonido de una forma controlada. Deben disponer los mecanismos que les ayuden a organizar un ruido a un nivel pequeño como para dominarlo, que no se haga realmente molesto y que además le mantenga estimulando para que el sistema nervioso se regule naturalmente y tenga una adaptación estable.

Con esto, se busca la psicoeducación de la persona y del entorno, la cual busca entender el sufrimiento del paciente ante estímulos “normales” y trabajar en los “mitos” relacionados a este problema para contribuir en los aspectos del comportamiento que favorezca la al entorno social de la persona.

Fármacos

Si el especialista así lo considera, el paciente debe utilizar fármacos como benzodiacepinas, anticonvulsivos e incluso antidepresivos ISRS. Si bien en el pasado se ha utilizado intervenciones quirúrgicas, hay que entender que no es lo más habitual y que no se usa si hay un problema en la serotonina como origen de ansiedad e hiperacusia.

Si se va a utilizar esto, es necesario entender que lo primordial es trabajar sobre la aparición de pasajes depresivos e inclusive en realizar entrenamientos de gestión de ansiedad para aguantar la presión de la mejor manera, habitual disparador de la crisis.

Vale acotar que los fármacos no deben ingerirse sin previa consulta médica, ya que tienen mucha potencia y no son sanos tomarse bajo una medicación propia.

Hipoacusia por ansiedad

La hipoacusia por ansiedad, discapacidad auditiva recurrente, es un problema que afecta alrededor de 350 millones de personas en el mundo, derivando varios niveles de discapacidad que van desde los aspectos físicos, hasta lo social y psicológico, por más increíble que sea el alcance.

La hipoacusia y ansiedad necesita un tratamiento profundo que va más allá de la rehabilitación auditiva, pasando por los consejos y por ciertos cambios para mejorar el nivel de vida de la persona en cuestión ya que, con una vida sana, las personas no deberían sufrir hipoacusia por ansiedad. Una vida de ejercicios, de control de la presión y de alimentación saludable debe ser un aliado para todas las personas que cuiden su sistema auditivo.

By |2018-10-24T13:37:49+00:00octubre 24th, 2018|Presion en los Oidos por Ansiedad|Comentarios desactivados en Hiperacusia por Ansiedad – Problemas de Hiperacusia por Ansiedad

About the Author: