Eructos y Ansiedad – Muchos Eructos por Ansiedad

///Eructos y Ansiedad – Muchos Eructos por Ansiedad

Eructos y Ansiedad – Muchos Eructos por Ansiedad

La ansiedad es una patología que afecta varios aspectos de la vida cotidiana y suele manifestarse a través de una serie de síntomas tanto psicológicos como físicos, los cuales pueden ser preocupantes. Algunos fácilmente se han atribuido a la ansiedad como por ejemplo la irritabilidad, ataques de pánico, inquietud y temblores, aunque existen otros que no son tan evidentes.

Los eructos y ansiedad son un problema un tanto inusual, pero que no se encuentra entre los extremadamente preocupantes es tener muchos eructos por ansiedad. Su origen puede deberse a una gran diversidad de problemas gastrointestinales, aunque muy pocas personas recuerdan o toman en cuenta la posibilidad de problemas digestivos por ansiedad.

Sin embargo con el tiempo se ha visto que cada vez hay más personas propensas a tener problemas de eructos continuos cuando se sufre de trastornos de ansiedad. Ya que uno de los cambios físicos que ocurren es el aumento de ácido dentro del estómago, originando problemas intestinales, así como una gran cantidad de aire. Estos problemas intestinales también pueden son la causa de síntomas como diarrea o estreñimiento debido a la constante comunicación entre el cerebro y los intestinos.

Síntomas de los eructos por ansiedad

Como hemos mencionado no muchas personas relacionan la ansiedad y eructos constantes, esto debido a la conexión entre la emisión constante de eructos y ansiedad se debe a la práctica ingestión de aire en situaciones de mucho estrés.

Por tanto, la ansiedad produce eructos debido a la gran cantidad de aire ingerida por la persona afectada y luego sube a través del esófago hasta la boca y produce los eructos. Dicho aire pasa por el sistema digestivo y luego el cuerpo lo expulsa como gas a modo de flatulencia.

Otro factor que se ve relacionado ante los ataques de ansiedad y eructos es la acidez, la ansiedad y dolor de estómago pueden darse cuando un alto contenido de ácido se encuentra presente en el estómago, junto con la sal y las quemaduras ocasionadas en el tejido del esófago por el ácido, producen dolor. Al tratar de empujar nuevamente los alimentos sometidos a la digestión, la persona instintivamente tiende a tragar más y de esta forma, se termina tragando más aire

Mientras que otro síntoma que sufren las personas ansiosas, es la hiperventilación también conocida como “sobre respiración”. En estos casos la persona siente que no está recibiendo suficiente oxígeno, cuando la realidad es que está recibiendo cantidades extra de aire. Desencadenando efectos como dolores en el pecho, aturdimiento y dificultades para respirar aumentando la hiperventilación y ansiedad.

Muchos eructos por ansiedad implican consecuencias en el plano físico debido a la ingesta de grandes cantidades de aire que acompañan a los gases estos son: hipo, alteraciones durante el proceso digestivo, distensión abdominal, un aumento en los gases intestinales, además de experimentar varios dolores y molestias.

El ardor en el estómago también es otro factor que se relaciona a los eructos por ansiedad, de acuerdo con la Universidad de California de los Ángeles, tanto la ansiedad como estrés son factores significativos en la producción e inclusive el empeoramiento del ardor estomacal.

Causas de los eructos y ansiedad

La razón por la que se dan los eructo por ansiedad, es porque esta al igual que una ansiedad severa, ocasionan cambios en la forma de respirar del cuerpo y cómo se digiere. La conexión entre ansiedad y eructos implica la costumbre de tragar aire en momentos de mucha tensión.

El Sistema de salud de la Universidad de Michigan afirmó que al hacer frente a los desafíos o situaciones difíciles que produzcan ansiedad, las personas llegan a tragar aire. Dicho hábito nervioso no siempre es consciente y es un método para poder sobrellevar la ansiedad y estrés.

Las enormes cantidades de aire que traga una persona ansiosa regresan por medio del esófago hasta la boca y así es como se dan los eructos continuos y ansiedad. El aire también puede pasar a través del sistema digestivo y ser eliminado como un gas. Los eructos y ansiedad suelen ser voluntarios o involuntarios y son normales en cantidades pequeñas tras haber comido.

La hiperventilación puede encontrarse como una de las principales razones de ansiedad y eructos, más no es el único detonante. La ansiedad fácilmente puede llegar a afectar la eficacia del sistema gastrointestinal debido a los altos niveles de ansiedad ejercidos en tu estómago. El gas y ansiedad son un problema que ocurre cuando los alimentos consumidos no son digeridos correctamente.

Tratamientos para los eructos por ansiedad

Cuando  la ansiedad causa eructos, lo más práctico sería buscar la ayuda de un médico o terapeuta profesional, quien pueda proporcionar ayuda en la mejora del trastorno y hallar tratamientos adecuados. Estos tratamientos de eructos y ansiedad incluyen medicamentos u otro tipo de tratamiento terapéutico los cuales permitan identificar y tratar las causas detonantes de los eructos por ansiedad.

Sin embargo los eructos no son el único problema de gases que ocasiona esta patología, también debes tener presente el hecho de que las personas también son proclives a tener ansiedad y diarreas, e inclusive estreñimiento. Considerando que el cerebro está en constante comunicación con el sistema digestivo es normal, que factores como estrés y ansiedad provocan irregularidades en el intestino

Por otra parte algunos métodos más naturales para tratar el exceso de eructos y ansiedad se encuentran la actividad física regular, establecer buenos hábitos del sueño y consumir una dieta saludable y balanceada.

By |2018-10-31T12:33:59+00:00octubre 18th, 2018|Ansiedad en el Estomago|Comentarios desactivados en Eructos y Ansiedad – Muchos Eructos por Ansiedad