Aunque no lo creas la ansiedad y dolor de mandíbula pueden lograr que cualquier persona llegue a sentirse mal debido a que cuando una persona fricciona sus dientes ejerce tensión en ellos o los aprieta toda la encía que rodea la dentadura puede inflamarse provocando dolor y sangramiento, según estudios clínicos la mayoría de las mujeres presenta más que los hombres esta anomalía que afecta la articulación temporo-mandibular ósea de la parte inferior del cráneo.

En casos donde el dolor es muy grave, la persona tendrá dificultad para cepillarse, consumir o masticar sus alimentos, ya que el dolor en el área de la mandíbula se puede reflejar en todos los dientes, tanto que puedes pensar que es una caries la que esta afectando tu dentadura y en tal caso no es más que el estrés que provoca la ansiedad.

La ansiedad y dolor mandibular se relacionan debido a que el estrés, las preocupaciones y la presión a la que estamos sujetos en nuestra vida diaria ocasiona que se ejerza presión en la mandíbula lo que causa el dolor.

Las situaciones que provocan tensión en nuestra vida y afectan nuestra ansiedad y mandíbula están relacionadas a cuando reprimimos nuestro enojo, ira, cuando queremos que algo se cumpla según nuestra voluntad y no lo logramos, el deseo de lo inalcanzable son situaciones que generan estrés y que en algunos casos no pueden manifestarse provocando el dolor en la mandíbula.

El dolor mandibular ansiedad causa tensión en una persona que no sabe cuál es problema que lo está afectando a que se debe la reacción que causa apretar la mandíbula y que esta es generada por un ataque de ansiedad.

Además de la tensión en la mandíbula que ocasiona por el estrés también puedes llegar a sentir pinchazos en espalda por ansiedad, debido a que los músculos están contraídos y provocan dolores en diversas áreas del cuerpo.

Tensión mandibular por ansiedad

Cuando tienes dolores mandibulares por ansiedad puedes además sentir dolor en gran parte del rostro o del cráneo, incluso en los oídos debido a que al apretar la mandíbula todos los músculos se contraen, tienes la sensación de que están flojos tus dientes, la encía se inflama y sangra provocando fuerte malestar en el área de la boca.

Todos estos síntomas que provoca el tener un malestar mental se desencadenan cuando tienes dolores de mandíbula por ansiedad en casos donde quieres expresar tus emociones, decir algo que te afecta, además se reflejan en las partes inferiores del cuello, hombros y de la espalda.

Sufrir de tensión mandibular ansiedad generada por un fuerte estrés y la rutina diaria que hace que nuestra mente sienta una fuerte ansiedad de pensar que estamos en un continuo peligro de no saber que nos pasa, que nos afecta y el porque se ha generado esa angustia.

El dolor mandibular ansiedad desafortunadamente ataca a muchas personas en estos días debido a que todos estamos sometidos al estrés y por miedo a no ser aceptados o no encajar en esta cambiante sociedad desarrollamos esa presión en la cabeza por ansiedad que logra que nuestros nervios se alteren y al querer reprimirlos optamos por apretar o ejercer tensión en la mandíbula.

Apretar la mandibula por ansiedad

Al apretar la parte inferior del cráneo por estrés se genera dolor de mandíbula y ansiedad aunque se hace de manera inconciente es muy común que se produzca en el horario nocturno quizás cuando dormimos, o cuando algún problema grave, el dolor de una pérdida o separación nos está afectando.

No existe un tratamiento especifico para la ansiedad y dolor mandibular que pueda ser prescrito deben manejarse sobre todo técnicas de relajación que permita que liberemos continuo estrés al que estemos sometidos.

Para luchar contra el dolor de mandíbula por ansiedad puedes empezar por encontrar que es lo que te afecta, hablar con alguien cercano, de ser posible un especialista que te escuche y te ayude a librarte de eso que te afecta y que te hace apretar mandíbula ansiedad lo que puede llegar al grado de  incapacitar a una persona mentalmente ya que no esta expresando lo que siente, lo que lo agobia.

Cuando se siente dolor mandibular ansiedad se puede tratar de reconocer si sus síntomas son totalmente visibles para nosotros o los demás, ya que suele manifestarse cuando sufrimos de ansiedad como dolor en la parte inferior del cráneo, los problemas de sueño, malestares estomacales o de indigestión, mordedura de las uñas, nerviosismo constante y miedo a peligros que no existen. Otro síntoma que puede causar mayor reacción es la opresión en el pecho ansiedad un dolor que provoca que la persona crea que esta enfrente de un ataque cardíaco y que su vida está corriendo peligro.

Es posible que muchas personas no se den cuenta de que experimentan ansiedad al continuamente apretar su mandíbula sobre todo si esto ocurre de vez en cuando, pero cuando el dolor que causan estos síntomas son más frecuentes y alteran nuestra forma de vida es conveniente visitar a un especialista que nos brinde técnicas de relajación y coadyuvantes naturales que puedas comer o beber para tranquilizarte y deshacerte del estrés o la angustia que provoque apretar tu mandíbula y por ende se genere más ansiedad, tensión y dolor.