¿Sientes cansancio constantemente?, ¿la preocupación, estrés o angustia no te permiten conciliar el sueño por las noches?, entonces debes considerar que puedes estar sufriendo de ansiedad y fatiga. Todo suele comenzar con periodos de presión extrema, miedos irracionales y mal manejo de las emociones; las cuales se van desarrollando e incrementando, dando como resultado fatiga por ansiedad y una serie de consecuencias que te estaremos explicando a continuación.

Cuando se habla de fatiga y ansiedad automáticamente se están involucrando muchos síntomas que generan debilidad, falta de energía y malestar. La fatiga en sí, se refiera al agotamiento extremo que no permite que realices tus tareas cotidianas y puede ser causada por enfermedades, dolores, falta de sueño entre otras; por su parte, la ansiedad es un estado emocional de autodefensa que de no ser controlado se puede ver afectado por el estrés causando miedos, alteración de los nervios y fatiga.

¿Qué es la fatiga extrema por ansiedad?

Es aquella que se produce cuando experimentas situaciones muy difíciles o de gran impacto en tu vida. Se considera extrema, porque hace que esas emociones negativas influyan en tu mente a nivel consciente e inconsciente; lo que ocasiona que te sientas sin ánimos de levantarte por las mañanas, salir a pasear, asearte, pasear a tu mascota o cualquier actividad cotidiana.

Así que cuando identifiques el problema y digas “la ansiedad me da fatiga extrema porque me la paso en la cama”, no solo pienses en la ansiedad y el cansancio, sino también en la raíz del problema, tratando de identificar que fue lo que te llevo a estar así y en caso de que no lo logres combatir, consulta a un especialista en el área.

Síndrome de fatiga cronica y ansiedad

la ansiedad produce fatiga como un síntoma común, pero la complicación aparece cuando se transforma en fatiga crónica, que a diferencia de la extrema no tiene cura aparente. Esta enfermedad afecta a adultos entre los 40 y 60 años siendo las mujeres las más perjudicadas. A continuación te presentamos sus síntomas más comunes.

  • Dolores
  • Mareos
  • Fatiga extrema que no mejora al descansar
  • Dificultad para dormir
  • Cansancio o malestar después de haber realizado actividad física o mental.
  • Problemas de concentración

Ansiedad y fatiga al hablar

La ansiedad en estos casos es la causante de tu falta de aire al momento de hablar. Suele suceder cuando te brota inseguridad extrema al expresarte ante otras personas, miedo paralizante y nerviosismo; por lo que la ansiedad causa fatiga al hablar y te hace experimentar un agotamiento mental e incapacidad a expresarte.

¿Cómo puedes hacer frente a la ansiedad y fatiga?, pues enfrenta primero los síntomas más sencillos. Comienza revisando si es ansiedad y fatiga, porque en su mayoría es a causa de estrés o angustias.Luego, revisa que te está presionando, habla con personas de tu confianza, haz caminatas, duerme lo suficiente, realiza ejercicios relajantes y mantén la calma para disminuir esos ataques.

Fatiga muscular por ansiedad

El ataque de ansiedad y fatiga muscular se produce por muchas causas, pero la principal es la ansiedad. Esto hace que los músculos no respondan a la fuerza necesaria para realizar las tareas diarias; además puede que sientas debilitamiento en todo tu cuerpo, agotamiento y cansancio mental.

Estos ataques se generan debido a todas las preocupaciones, miedos e indecisiones que rondan tu cabeza frecuentemente, provocando que tus músculos se tensen, trastorno de ansiedad y fatiga, lo cual puede afectar tu bienestar en el trabajo y en la familia.

Fatiga visual por ansiedad

La relación entre la ansiedad y la fatiga visual la podrás notar al momento de sentir tensión ocular, ojo seco, dificultad para la lectura o dolor intenso y prolongado. Estos síntomas son frecuentes cuando tienes momentos de estrés o angustias irracionales. Incluso se estima que existe un alto porcentaje de personas  que sufren fatiga por ansiedad, ocasionándoles dolor de cabeza, mareos y visión borrosa, pero la buena noticia es que Una vez que la ansiedad se sana el problema de la fatiga visual desaparece.

Fatiga adrenal y ansiedad

La fatiga adrenal ocurre con  la disminución de la producción de las hormonas del estrés desde las glándulas suprarrenales. Es decir que cuando te encuentras  bajo estrés físico, psicológico o con bajos niveles de glucosa, el hipotálamo estimula estas glándulas, las cuales se encargan de producir la hormona del estrés; sobre todo si tienes trastorno de ansiedad generalizada y fatiga.

Además si este proceso se hace cotidiano las glándulas suprarrenales no trabajaran eficientemente. Haciendo que tu cuerpo necesite vitaminas y minerales; de lo contrario si continuas con periodos de estrés, entonces tendrás nuevamente fatiga y ansiedad.

Ansiedad y fatiga mental

El motivo principal por el cual la ansiedad produce fatiga es porque tu cerebro jamás reposa, debido a los pensamientos obsesivos que tienes y las preocupaciones. Esto ocasiona que aunque vayas a la cama y duermas toda la noche, no logres llegar a las fases del descanso que necesitas, sufriendo de ataque de ansiedad y sueño constante. Para mejorar esta fatiga puedes cambiar la alimentación y el sedentarismo; recuerda que el cerebro necesita energía para funcionar

Como combatir la ansiedad y fatiga

Si importar cual sea tu tipo de ansiedad y fatiga lo recomendable es que no dejes pasar mucho tiempo. Lo ideal es que si notas que tienes un cansancio por más de tres semanas y a pesar de que duermas no logras tener energía, sientes debilidad y  tienes bostezos y ansiedad cada vez más extrema, entonces algo está mal. En cualquiera de los casos consulta a un psicólogo que sin duda te ayudara a dar con la raíz del problema para hacer tu vida más saludable.