Sin duda alguna un “poco” de angustia y estrés es buena para la salud, pero si la angustia comienza a afectar nuestro ritmo de vida, ya allí hay que tomar cartas en el asunto sobre todo si presenta ansiedad y falta de apetito. Recordemos que la ansia se origina en el cerebro, pero afecta todo el cuerpo, tanto psicológico como físico, dando paso a la perdida de apetito por ansiedad, la falta de apetito es un síntoma de alarma el cual hay que prestar atención y buscar ayuda profesional y así evitar la perdida de peso involuntaria por ansiedad, si bien es cierto que algunas personas verán el adelgazar como algo positivo, esto no es del todo cierto porque el perder peso de forma descontrolada puede traer consecuencia negativas a la salud.

¡La ansiedad quita el apetito!

Definitivamente no todas las personas son iguales, mientras en algunos la angustia les produce hambre en exceso en otros la ansiedad quita el hambre, bien sea por la preocupación o los malestares estomacales producidos por la angustia, lo cierto es, que la ansiedad y falta de apetito están muy relacionados; cuando se está muy ansioso se produce la falta de apetito por ansiedad porque esta provoca sensación de pesadez, ardor y otros malestares de estomago. Estos pueden aliviarse con medicamentos de preferencia que sean de origen natural.

Falta de apetito y náuseas por ansiedad

Estamos perfectamente preparados para tratar con un cierto grado de nervios y preocupación, pero si estos se prolongan pueden ocasionar fatiga emocional y perdida de apetito y ansiedad, generando otros síntomas y malestares; hay que tomar en cuenta que existen productos naturales y remedios caseros que pueden ser muy buenos cuando se tiene falta de apetito, como el tomar infusiones de valeriana y cambiar el consumo de azúcar por miel. Un remedio casero muy bueno cuando la ansiedad disminuye el apetito es tomar por varios días jugo de maracuyá endulzado con miel en el desayuno. La perdida de apetito por ansiedad es un síntoma que no se pude pasar por alto, porque la falta de alimento en el cuerpo lo debilitará y bajará las defensas.

Comer sin hambre por ansiedad

Sin duda todos hemos escuchado de la ansiedad y perdida de apetito, pero ¿ cuál es la relación entre la ansiedad y falta de apetito? esto sucede porque el sistema nervioso, endocrino e inmunológico se sobre activan, por ende el organismo,( que se cree en peligro) trabaja de forma más rápida, por ejemplo la hormona de adrenalina hace que el corazón bombee la sangre muy rápido, los fluidos corporales se almacenan con la intención de ir a los lugares donde se necesiten, como los músculos, en todo esto este proceso la digestión se detiene y si todo este trabajo que  debería de pasar en pocos momentos se extiende en el tiempo es cuando aparece la ansiedad y falta de apetito.

¿Cómo Combatir la falta de apetito por ansiedad?

El alimentarnos es una fuente de placer, desde que nacemos nos relacionamos con nuestra madre a través de la alimentación, y en el crecimiento algunas personas usan la comida como fuente de premiación (dulces si cumples con tus deberes, tus comidas favoritas en los días especiales como cumpleaños, navidad y en toda festividad) así comenzamos a asociar “comer con celebrar y bienestar”,  esto podría ocasionar que un grupo de personas cuando se sienten ansiosos o abrumados busquen refugio o consuelo en la comida, pero, hay otro grupo que presenta falta de apetito por ansiedad, bien sea porque se les enseño de otra forma o padecen algún tipo de fobia o trastorno como por ejemplo el obsesivo-compulsivo( existe una amplia variedad de trastornos y fobias, pero lo trataremos en otra ocasión) donde, dependiendo sea el caso la persona tendrá sus propias reglas a la hora de controlar el apetito y la ansiedad, mientras haya control no existe ningún problema, el detalle esta cuando se empieza a engordar o a adelgazar por ansiedad.

La falta de apetito o el comer en exceso ambos son problemas que se deben controlar con prontitud, y la forma correcta de hacerlo será mediante un especialista, puede que este le indique algún tipo de pastillas, es importante que no se auto medique, antes de consumir cualquier tipo pastillas lo recomendable es visitar al doctor. Una buena forma también es, usar los alimentos como medicamento cuando se tiene falta de apetito; Es decir una dieta rica en:

  • Vitaminas E, D, B1, B9 y B12.
  • Ácidos grasos.
  • Omega 3.
  • Fibra.
  • Magnesio.
  • Calcio.

Por lo general cuando hay falta de apetito, también hay falta de: Ganas de salir, asimismo la falta de ganas de disfrutar, falta de ganas de socializar, falta de sonrisas. Si no se tiene cuidado puede llegar a depresión y tendría hasta falta de ganas de vivir. Por eso hay que tomarse en serio los tips para combatir esta sintomatología que son:

  • Salir a caminar.
  • Hacer bailoterapia.
  • Comer acompañado.

Y sobre todo rodearse de personas que aporten cosas positivas a su vida y recordar ¡es un sentimiento! puede ser muy intenso, pero a su debido tiempo y con ayuda pasará.