Ansiedad Obsesiva – Sintomas de la Ansiedad Obsesiva

//Ansiedad Obsesiva – Sintomas de la Ansiedad Obsesiva

Ansiedad Obsesiva – Sintomas de la Ansiedad Obsesiva

La ansiedad obsesiva recurrente ante cualquier imprevisto no es una simpleza, sino que puede ser un trastorno complejo que va más allá de un pensamiento intrusivo. No es una simple crisis ni una depresión sin importancia, sino que se trata de una ansiedad obsesiva compulsiva que obliga a tomar medidas para no caer en algún problema más complicado.

Las personas que sufren esta crisis obsesiva suelen tener una vida con temores e inseguridades, de manera generalizada, repitiendo acciones y perjudicando su nivel de vida con síntomas que estaremos revisando en el presente escrito.

¿Qué es la ansiedad obsesiva compulsiva?

La ansiedad y personalidad obsesiva son impulsos o pensamientos no deseados y persistentes que invaden a la persona afectada y provocan una ansiedad obsesiva compulsiva. En un escenario más fuerte, estas imágenes repetidas aparecen cuando tratas de cambiar tu pensamiento a otra cosa.

Entre los cuadros de ansiedad en adultos se repite alguna conducta obsesiva en situaciones particulares. Por ejemplo, cuando se cocina, la comida debe tener un orden simétrico, o en otro caso, un temor a la contaminación del medio ambiente.

Síntomas de la ansiedad obsesiva

Los síntomas de ansiedad obsesiva compulsiva están repletos de inseguridades y de temores. Acá un listado de los síntomas más relevantes que indican que se está ante una crisis de ansiedad obsesiva.

  • Miedo a tocar objetos por temor a que estén contaminados.
  • Duda persistente sobre si se cerró la puerta con llave.
  • Duda persistente si se dejaron aparatos electrónicos encendidos.
  • Fuerte angustia cuando las cosas no están ordenadas de cierta forma.
  • Una imagen obsesiva y recurrente en la que te lastimas o haces daño a otro.
  • Evadir situaciones normales para evitar obsesiones, por ejemplo: dar la mano.

Los síntomas de la ansiedad obsesiva son más frecuentes de lo pensado, por lo que hay que tener mucho cuidado cuando estas conductas aparecen.

Obsesión con la comida por ansiedad

La obsesión y ansiedad pueden llegar a repercutir de manera generalizada en el tema de comer, y es que precisamente los alimentos, especialmente los carbohidratos, se quedan en la cabeza de la persona todo el tiempo. La persona tiende a ir a la nevera a ingerir comida de manera recurrente sin prever consecuencias, desconociendo que está respondiendo a la ansiedad y obsesión.

La crisis de ansiedad obsesiva también lleva a una fijación por productos “prohibidos” por la misma persona, la cual suele establecer una dieta irrestricta. Además, tras el comer, hay un sentimiento de culpa.

Esta situación obsesiva se relaciona con las causas de la ansiedad social, esa fobia que hace que la persona se sienta intimidado por el entorno.

Personalidad obsesiva por ansiedad

La depresión y obsesión por ansiedad están frecuentes en personas con el trastorno. Igual cabe acotar que se ha determinado que efectivamente hay una fuerte relación entre la personalidad y la ansiedad generalizada obsesiva, por lo que hay que cuidarse ante situaciones de depresión.

Mucho se ha hablado que entre los trastornos de ansiedad y de personalidad hay equivalencias ya que los primeros predisponen a los segundos en muchos casos de ansiedad obsesiva. Los rasgos de unas personas pueden llevar a una personalidad obsesiva que afecte al entorno, por lo que se debe trabajar en el tratamiento para la ansiedad social.

Tratamiento para obsesión y ansiedad

Lo primero que debe hacerse ante un cuadro de obsesión por ansiedad es entender que se está en una situación que puede tornarse compulsiva. Luego uno debe ir a verse con un especialista de la materia antes de iniciar cualquier tratamiento.

En muchos casos, para confrontar la obsesión con la ansiedad los médicos suelen recetar medicamentos ansiolíticos o antidepresivos. Sino, para detener los síntomas de ansiedad obsesiva también hay numerosas terapias y opciones para cuidarse. Una siesta adecuada, Té con hierbas y otras infusiones ayudan a apaciguar un mal que no tiene una cura en sí.

Evidentemente buscar una vida saludable, combatiendo el comer abusivo y tratando de hacer ejercicios, siempre ayuda para combatir esta crisis obsesiva. Por otra parte, vale recordar que existe la ansiedad reactiva, esa que aparece ante un hecho específico, por citar un ejemplo, la muerte de un familiar o un quiebre en una relación.

El tratamiento para la ansiedad reactiva está vinculado a los otros, siendo no farmacológico o farmacológico. Incluye antidepresivos o inhibidores selectivos para organizar la serotonina (ISRS), e incluso la psicoterapia, la cual abordará la causa de la crisis con la intención de virar el comportamiento ante futuros casos similares.

Por todo esto es fundamental tener un orden en la vida y tratar de entender los síntomas para controlar la ansiedad, recordando que estas crisis suelen afectar también al entorno de la persona afectada. Por esto, hay que valorar los aspectos valorados en este escrito. Una vida sana lleva a una mejor vida y a evadir los trastornos.

 

 

By |2018-10-30T13:52:08+00:00octubre 30th, 2018|Tipos de Ansiedad|Comentarios desactivados en Ansiedad Obsesiva – Sintomas de la Ansiedad Obsesiva