La ansiedad grave es catalogada como una enfermedad de tipo mental que puede afectar seriamente la vida cotidiana de una persona ya que tener de manera continua o frecuente ataques de pánico por un miedo a algo que existe o no.

Cuando la ansiedad muy grave ataca a una persona y esta no busca ayuda especializada de un psiquiatra o psicólogo porque no concibe que estos signos se traten de ansiedad, esta persona puede llegar a alejarse paulatinamente de las personas y el ambiente que los rodea.

Para una persona vivir con ansiedad grave o severa puede ser incapacitante debido a que en muchos casos no sabe en qué momento se pueden presentar los signos o síntomas, y si no es tratado oportunamente no sabrá cómo controlarlos, lo que puede generar ciertos bochornos o sentimientos de vergüenza de esos síntomas que se hacen muy visibles para el resto de las personas que lo rodean.

Quizás no existe un método exacto de cómo medir el nivel de ansiedad pero la persona debe averiguar cuáles son esos primeros signos o síntomas que le indican que va a tener un ataque de ansiedad, estos pueden el miedo o el estrés que provocan que sienta taquicardias, mareo, sudoración, nerviosismo y cuando el temor o terror es muy grande puede sentir que se entumecen sus músculos a tal punto que se le dificultad la movilidad.

¿Qué es la ansiedad grave?

En un paciente que se presenta un cuadro de ansiedad grave se manifiestan distintos signos y síntomas que denotan que está ansioso ya sea porque va a presentarse delante de un grupo, a viajar, o siente terror o temor a la oscuridad en esos momentos la persona puede ser percibida por los demás como si estuviese atravesando por una fuerte crisis de locura o de nerviosismo muy fuerte.

Muchos consideran que es grave la ansiedad para aquellas personas que no asumen que están atravesando por una enfermedad que si no es diagnosticada a tiempo puede generar fuertes conflictos internos en la persona y su medio ambiente.

La ansiedad grave se presenta con síntomas persistentes y frecuentes, este trastorno puede generar signos que no muchos perciben a tiempo y en muchos casos se niegan a comentar con otras personas por creer que no los van a comprender o a prestarle ayuda.

En casos de depresión o ansiedad grave los psicólogos o psiquiatras pueden utilizar la escala de Hamilton para medir el grado de este trastorno, pero, ¿qué es la escala de ansiedad de Hamilton? Es una evaluación utilizada para medir el grado de ansiedad esta contiene 14 ítems de donde se evalúan: cuál es el estado de ánimo del paciente, su nivel de estrés, dificultades para dormir, su estado cognitivo, sus temores y los diferentes síntomas que puede presentar el paciente en el momento que está ansioso, que comprenden dolores musculares, problemas gastrointestinales, cardiovasculares, respiratorios, genitourinarios.

Síntomas de ansiedad grave

Los signos y síntomas de ansiedad grave se presentan en los pacientes cada vez que se activa la sensación de peligro estos pueden ser físicos, psicológicos o conductuales como:

  • Sudoración excesiva en manos, pies y axilas.
  • Mareos, dolores de cabeza y sequedad en la boca.
  • Temblores.
  • Dolores musculares en cuello, hombro y espalda.
  • Dificultad respiratoria.
  • Náuseas y problemas gastrointestinales como diarreas, estreñimientos o vómitos.
  • Problemas sexuales.
  • Micción frecuente.
  • Temores o preocupación constante.
  • Agobio y cansancio.
  • Falta de concentración.
  • Repentinos cambios de conducta.
  • Ataques compulsivos u obsesivo.

La ansiedad grave se cura de estos síntomas o signos siempre y cuando el paciente admita que tiene un problema y busque ayuda especializada que le enseñe a comprender que todo está en la mente y aplicando las técnicas de relajación y de respiración que lo ayuden a fortalecer su autoestima, mejorar su comportamiento y alejar la ansiedad.

Estos síntomas de ansiedad grave se presentan en la mayoría de las personas que sufren de ansiedad y suelen presentarse de forma diferente en cada paciente, en muchos casos podrán presentarse todos los síntomas y en otros solo unos de forma más aguda que otros.

Ataque de ansiedad grave

En los momentos que una persona presenta una crisis de ansiedad grave tiende entonces a caer en un estado de depresión que baja su autoestima y no les permite salir de ese círculo vicioso que genera la ansiedad y el estrés, donde la persona se pone cada vez más ansiosa cuando piensa que en cualquier momento el trastorno de ansiedad grave y los síntomas de la enfermedad se van a presentar, entonces piensa que quizás no sea capaz de evitarlos y controlarlos.

La ansiedad grave crea en la persona un estado persistente de alerta, que provoca serios síntomas que pueden ser confundidos con un posible  ataque cardiaco u otra enfermedad grave que llevan al paciente a numerosas consultas, donde se le indiquen que no tiene nada, este diagnóstico puede generar más ansiedad en la persona ya que se desconoce que activa todos los síntomas que siente el paciente en ese  momento.

Tratamiento para la ansiedad grave

Los tratamientos para la ansiedad y depresión grave más utilizados son los antidepresivos y ansiolíticos que deben ser recetados por los especialistas.

La ansiedad muy grave crea un ambiente de penumbra y pesimismo que puede llegar a generar grandes fobias o ataques graves de ansiedad en un paciente.

Para la ansiedad grave también se pueden emplear técnicas de relajación y respiración.

La cura para la ansiedad severa dependerá del paciente que emplee las técnicas que le enseñe el especialista y cumpla con el tratamiento indicado, además de fortalecer su mente para confrontar el estrés y el miedo.