La ansiedad infantil es una sensación intensa de malestar, sin que realmente exista una razón que justifique esto, además de venir acompañada de sentimientos de aprensión junto a pensamientos reiterativo, y es frecuente en la infancia.

Es un mecanismo fisiológico de adaptación, una señal de alarma emitida por el cuerpo frente a posibles amenazas o peligros presentes en el entorno cercano, la cual nos prepara para emitir una conducta de huída, evitación o afrontamiento. Al hablar de ansiedad en adolescencia y en niños, se habla de una de las patologías más frecuentes según las estadísticas la tasa de prevalencia es de 9% al 21%.

¿Qué es la ansiedad infantil?

Durante las primeras etapas de la infancia son frecuentes la inquietud motriz, llanto sin razón, pérdida de apetito, insomnio, negativa a separarse de los padres, cefaleas, dolores abdominales, dudas y temores irreparables. Partiendo desde factores como la oscuridad, inicio de clases, nuevos retos, pasando inclusive por personajes imaginarios como piratas y monstruos.

Ansiedad por separación niños 2 años

Este tipo se empieza a desarrollarse luego de que un niño adquiera una comprensión sobre la permanencia de un objeto. Cuando el niño cae en cuenta de que sus padres lo han dejado, esto le causa mucha intranquilidad. Si bien algunos bebés pueden lograr entender la permanencia de un objeto y ansiedad de separación a partir de los 4 o 5 meses.

En el caso de los niños pequeños que no hayan mostrado esto de bebés, pero pueden empezar a tener estos problemas aproximadamente a los 15 o 18 meses. Las separaciones pueden tornarse difíciles cuando los niños tienen hambre, se encuentran enfermos o cansados, lo cual sucede la mayor parte del tiempo. A medida que los niños comienzan a mostrarse más independientes durante su infancia, se vuelven más conscientes ante las separaciones.

Ansiedad en niños de preescolar

Desde los 3 años se comprende con mayor claridad los efectos que su ansiedad o las súplicas ante la separación tienen sobre sus padres. No siempre significa que se encuentren estresados, pero no cabe duda que buscan exigir atención. Se recomienda a los padres, no regresar directamente con el niño. Lo que se debe hacer es ser coherente, al dar explicaciones y la diligencia para regresar, cuando se les dice que van a volver, sus acciones deben coincidir con sus explicaciones.

Ansiedad en niños de 5 a 12 años

A medida que los niños crecen y su capacidad cognitiva aumenta, sus miedos se vuelven más elaborados, como miedo a catástrofes imaginarias o desgracias, temor al ridículo, desaprobación social y miedo al maltrato físico. Cuando aparecen estos miedos esto suele tener que ver  mucho con el contacto de los niños en la escuela, con otros niños y profesores.

La ansiedad en niños de 5 a 12 años puede deberse a la evaluación de sus habilidades académicas y deportivas, además de la comparación de estas con otros niños son causa de ansiedad para los menores. Hasta los 12 años, la preocupación por temas ligados a la escuela, familia, accidentes y enfermedades son comunes.  El miedo a la muerte, pérdida de los seres queridos y accidentes es frecuente.

Tipos de ansiedad en niños

La ansiedad en niños tiende a manifestarse en varios tipos:

  • Ansiedad social: En los niños suele presentarse cierto nivel de timidez. Algunos pueden mostrarse mucho más tímidos a la hora de interactuar con otros niños, otros se ponen muy nerviosos al estar en compañía de adultos que no conocen. Otros pequeños por su parte se muestran muy ansiosos al momento de entablar una nueva relación.

  • Miedo a la separación: La mayoría de los infantes tienen dificultades para comprender o aceptar la separación, manifestando dudas y temores. En situaciones como el divorcio de sus padres, la exposición frente a nuevos cambios como el inicio de clases o pasar la noche en casa de un amigo.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: El toc y ansiedad también son frecuentes en niños, en estos casos los menores se sienten atrapados dentro de un patrón de pensamientos y comportamientos que sean repetitivos y complicados de detener.
  • Evitar la escuela: El inicio de clases se considera uno de los momentos donde los niños se ponen muy nerviosos. Por lo cual, evitarán ir al colegio, manifestando sus deseos o apelando a excusas como malestar estomacal.
  • Ataques de pánico: Estos se presentan en períodos de miedo muy intenso, combinando con una aceleración en el ritmo cardíaco, mareos y náuseas.
  • Estrés post-traumático: Cuando un menor sufre un suceso en el cual su vida corre un gran riesgo (por ejemplo: abuso físico o sexual, desastres naturales, hechos violentos o accidentes). El niño tiende a revivir esta experiencia una y otra vez en varios pensamientos perturbadores.

Ansiedad infantil por la comida

Los niños ansiosos y glotones tienden a comer mucho. Por lo que muchos padres buscan frenar esta conducta diciendo “trata de no comer tanto, puedes engordar”, lo cual puede aumentar más la ansiedad en los niños, a mayor ansiedad, mayores son las ganas de comer.

Cabe destacar que toda la ansiedad de comer en niños es una manera en que ellos canalizan la misma, por lo que es fundamental atacar el problema de la ansiedad. La nutricionista Lucía Bultó insiste en que no se debe poner a los niños en un régimen. Al contrario se recomienda que estos niños lleven una pauta en su alimentación para que puedan mantener un peso ideal y una alimentación adecuada.

Síntomas de ansiedad en niños

  • Mayor sensibilidad: lloran o se enfadan por cualquier razón, hay un descontrol en las emociones.
  • Problemas para concentrarse: al presentar un estado de ansiedad es difícil concentrarse. Los niños manifiestan dificultades para poner atención.
  • Problemas de autoestima: los ataques de ansiedad en los niños hacen que estos piensen que les sucede algo extraño y comienzan a perder su autoestima y confianza en sí mismos.
  • Pensamientos negativos: Los pensamientos se vuelvan más negativos, se trata de una situación de defensa debido a que piensan que se encuentran en peligro, que algo que atenta contra ellos.
  • Nerviosismo y taquicardia: es el descontrol que sufre el corazón y empieza a latir con mucha fuerza o arritmia. Esto asusta mucho a los niños, debido a que no saben que les está sucediendo y este miedo que sienten hace que la taquicardia empeore.
  • Preocupación excesiva: Los niños ansiosos suelen ser muy exigentes y perfeccionistas consigo mismos, ya que siempre se preocupan en exceso por asuntos muy triviales.

Síntomas físicos de ansiedad en niños

Otras de las manifestaciones de ansiedad en niños son:

  • Dificultad para respirar: Cuando se acelera el ritmo cardíaco, a los niños les cuesta trabajo mantener una respiración pausada. La misma se acelera y se torna más torpe. En los casos extremos, pueden llegar a hiperventilar y padecer mareos o desmayos.
  • Mareos: Por la dificultad para mantener un ritmo moderado de la respiración, el cerebro puede sufrir un déficit de oxígeno, ocasionando mareos y/o intensos dolores de cabeza.
  • Sudoración excesiva: En respuesta a los ataques de ansiedad, el organismo presenta una mayor transpiración.
  • Tensión muscular: Los músculos se agarrotan y se tensan. El organismo reacciona como si se estuviera enfrentando a una amenaza que atenta contra él.
  • Tics nerviosos: Se ven en acciones como jalarse el pelo o morderse las uñas. Son una forma de expresión de un estado ansioso.
  • Ataques de hambre: La angustia, estrés y nerviosismo pueden desequilibrar los sentidos. En varias ocasiones aparecen repentinamente “ataques de hambre” por lo que el niño comienza a comer de manera convulsiva.
  • Dolores de estómago: Este órgano es receptor de varias terminaciones nerviosas, la angustia y ansiedad afectan de manera directa al estómago.

Causas de la ansiedad infantil

Te has preguntado ¿cuál es el origen de la ansiedad en los niños? las causas principales se pueden resumir en dos tipos:

  • Origen genético: se ha logrado constatar en diversos estudios en gemelos y familias, que la herencia si es un factor que incurre en la aparición y desarrollo de la ansiedad. Algunos niños pueden presentar una conducta inhibida o retraída con solo 4 meses. Pueden llorar ante la presencia de extraños e inclusive su ritmo cardíaco se acelera. Esta “timidez temperamental” se asocia de manera posterior a la aparición de trastorno de ansiedad en niños.
  • Origen ambiental: el ambiente en edades tempranas del niño también pueden contribuir al desarrollo de de trastornos de ansiedad. Por ejemplo en los casos de niños que sean víctimas de maltrato físico o emocional. Niños que sean separados de sus padres también son propensos a padecer ansiedad, lo recomendable es que los menores se encuentren cerca de sus padres, madres u otros cuidadores con los que se sientan cómodos, para que sientan que tienen apoyo emocional y físico.

Ansiedad por separación en niños

La ansiedad en niños por separación aparece en las etapas del desarrollo donde el niño se pone ansioso cuando se ven separados de sus cuidadores primarios. Normalmente desaparece a los 2 años de edad, cuando los niños comienzan a comprender que sus aunque estén fuera de su alcance, regresarán más tarde con ellos.

Depresión y ansiedad infantil

Los trastornos depresivos con frecuencia se presentan en niños y jóvenes que padezcan trastornos de ansiedad. Cuando esto sucede presentan síntomas como sentimientos de culpa exagerados, agitación, hipersomnia, y síntomas de trastornos alimenticios.

Escala de ansiedad infantil de spence

Este test de ansiedad infantil se compone de 38 ítems referidos a sintomatología de ansiedad, con 4 opciones: nunca (0), a veces (1), muchas veces (2) y siempre (3). Además de 6 ítems positivos como relleno con el fin de de contrarrestar el sesgo negativo de las anteriores, y se califica después de un análisis. Dicho cuestionario de ansiedad infantil se califica tras sumar los puntos de cada ítem, a mayor puntaje se detectan los niveles de ansiedad en niños.

Ataques de ansiedad en niños

Ataques de ansiedad o pánico consisten en episodios donde la persona experimenta un miedo irracional y repentino más una serie de síntomas físicos, psicológicos y emocionales, es tan intenso que la persona incluso piensa que se puede morir.

La mayoría de los casos son de gente adulta, pero estas crisis de ansiedad en niños suelen ser muy raros. Pero aún así la ansiedad en niños es un problema común y estos ataques ocurren ante situaciones desencadenantes:

  • La ansiedad infantil puede darse al encontrar con estímulos que les causen terror como las fobias.
  • Sufrir un episodio desencadenado por la ansiedad por separación de los padres. Los niños no quieren separarse de ellos por temor a que algo malo les suceda.

Tratamiento para la ansiedad en niños

Sobre cómo tratar la ansiedad infantil, es importante que un equipo de psicoterapeutas y psiquiatras expertos, intervengan para, primero buscar reducir los niveles de ansiedad en niños y adolescentes y llevar a cabo un tratamiento integral que se encargue de aunar las técnicas psicoterapéuticas específicas en función al caso por caso. Además de comenzar tratamiento farmacológico adecuado de ser necesario, cabe destacar que los casos con mejor pronóstico son aquellos que inician sus intervenciones en las primeras etapas del trastorno.

Flores de bach para niños con ansiedad

Desde la infancia les toca adaptarse a diferentes etapas y enfrentar varios de sus miedos. Las flores de bach son un excelente remedio para los desequilibrios emocionales los cuales en el futuro pueden repercutir en consecuencias mayores.

Los niños responden rápida y positivamente ante los efectos y de ellos dependerá hacernos saber que han hecho efecto. No es recomendable continuar con el tratamiento por un período prolongado de tiempo, si no se observan mejoras se debe plantear si las flores escogidas son adecuadas para la sintomatología que presente el niño.

Homeopatía para la ansiedad niños

Una opción recomendable para tratar la ansiedad en niños de manera natural es la homeopatía, la cual ofrece distintos remedios de acuerdo a los síntomas que presenten. Además de obtener remedios homeopáticos también es importante detectar el origen de la ansiedad.

Terapia para la ansiedad en niños

La terapia cognitivo-conductual se basa en como la forma en que se piensa o actúa afecta considerablemente el cómo se siente la persona. Cuando se cambia un pensamiento distorsionado o conducta disfuncional es posible generar un cambio en las emociones.

El objetivo general es desaprender los comportamientos evitativos. Otra técnica importante es lo que se conoce como la prevención de exposición y respuesta, es decir, que los niños sean expuestos a los estímulos que desencadenan la ansiedad en pasos estructurados dentro de un ambiente seguro, para acostumbrarlos a cada desencadenante, y la ansiedad va desapareciendo y aprender a estar listos para enfrentar los que sean más intensos.

Medicamentos para la ansiedad en niños

Los medicamentos utilizados para la ansiedad infantil (ansiolíticos) e inclusive como combatir la ansiedad generalizada por ejemplo, suelen ser diferentes a los usados en los adultos. Estos suelen tener efectos secundarios, aunque la mayoría en si no son graves. Es importante mencionar, antes de medicar a los menores primero se debe consultar y cumplir con el diagnóstico dado por un médico.

Remedios caseros para la ansiedad en niños

Algunos remedios naturales que ayudan a controlar la ansiedad en adultos como en niños son:

  • Manzanilla.
  • Té verde.
  • Valeriana.
  • Lúpulo.
  • Ejercicio.

Cómo trabajar la ansiedad en niños

El cómo disminuir la ansiedad en niños es algo que muchos se preguntan, te daremos algunas ideas para trabajar la ansiedad en niños:

  • Platicar con el niño, escuchando más y hablando menos.
  • Explicarles lo que están sintiendo, sin censura o minimizar lo que les pasa
  • Ayudarlos a canalizar sus sentimientos
  • Enseñarles lo importante de vivir en el presente
  • Modificar su consumo en alimentos y uso de tecnología

Técnicas para controlar la ansiedad en niños

A los niños se les puede enseñar a lidiar con la ansiedad mediante la adquisición de dos habilidades fundamentales: resolución de problemas y capacidad de conservar o recuperar la calma. Usando algunas técnicas como ejercicios de respiración donde ambos, niños y padres respiren juntos, ayudarlos a identificar pensamientos negativos para luego pensar en situaciones alternativas.

Ejercicios para la ansiedad en niños

  • Respirar juntos: Es una táctica para reducir los niveles de ansiedad, te recomendamos sentarte o tumbarte junto al niño y enseñarle a como respirar profunda y lentamente. También ayuda imaginar las olas del mar.
  • Tensar y relajar los músculos: La idea es tensar y relajar algunos músculos del cuerpo como si se tratara de un león rugiendo, una tortuga ocultándose en su caparazón o como si se estuviera estrujando unos limones.
  • Respirar con los dedos de las manos: La idea es enseñar al niño a inspirar y expirar a medida que se recorre los dedos de una de las manos con el dedo índice de la otra lentamente. Comenzando con el dedo pulgar y un movimiento en ascenso para luego inspirar suave y profundamente, luego expulsar el aire mientras desciende y tocar el espacio interdigital. Se busca que el niño haga 10 respiraciones profundas, después los niños lograrán un estado emocional más placentero y relajado.

Actividades para niños con ansiedad

  • Guiar a los niños en la imaginación de escenarios agradables
  • Utilizar estrategias de exposición, para que el niño identifique sus síntomas de ansiedad
  • Los juegos con burbujas ayudan a desarrollar la relajación muscular progresiva
  • Juegos que promuevan sus habilidades en la imaginación para que los niños aprendan a regresar a estas imágenes cuando se sientan ansiosos.

Juegos para niños con trastorno de ansiedad

  • El collage de la alegría: se invita al niño a que haga un dibujo donde se sienta feliz y seguro. Con varios materiales como colores, marcadores, recortes de revistas, algodón, entre otros. Hacer preguntas sobre las texturas, sonidos, olores. Se explica al niño que cierre los ojos e imagine que está en ese lugar cuando se sienta solo o asustado. El collage puede usarse como material de apoyo que permita al niño recordar el lugar cuando este ansioso.
  • Contar hasta cinco: la idea es que los niños inhalen aire durante un conteo hasta cinco y lo retengan durante otro conteo hasta cinco. También se puede dibujar una estrella, trazando una línea cada vez que se cuente hasta cinco.
  • Sube y baja: Es importante que aprendan la respiración diafragmática. El niño debe acostarse en el piso con una pelota en el estómago. La respiración diafragmática hace que la pelota suba al mismo tiempo que el estómago. El objetivo es que la pelota caiga por el aire que hace que el estómago suba.

Cuentos para trabajar la ansiedad en niños

Son una opción entretenida  que permite a los niños aprender a gestionar ese torbellino de emociones que están sintiendo.Se recomienda a los padres buscar cuentos que aborden temáticas de enfado y frustración de maneras divertidas y así darles la opción de aprender cómo manejarlas de forma correcta. Puede ver mas detalles en este sitio.