Alcohol y Ansiedad – ¡Cuando Bebo Alcohol me da Ansiedad!

//Alcohol y Ansiedad – ¡Cuando Bebo Alcohol me da Ansiedad!

Alcohol y Ansiedad – ¡Cuando Bebo Alcohol me da Ansiedad!

¿Sabes que es la ansiedad? Se trata de un concepto de miedo, sin que la persona entienda exactamente de dónde viene este temor. Podría considerarse como una reacción normal ante cualquier hecho o situación extraña, producido ante lo desconocido, impredecible o anormal ocasionando sensaciones de inquietud. La ansiedad comienza a considerarse un cuadro patológico cuando esta se da en ausencia de razones lógicas que expliquen su aparición.

Entre algunas de las conductas inapropiadas se encuentra el exceso de alcohol causa ansiedad, así como comer demasiado, fumar o automedicación. Esto con la finalidad de aliviar toda esta tensión emocional, si estas conductas persisten en el largo plazo, la patología puede empeorar.

Si bien el alcohol posee un efecto tranquilizador en el corto plazo, de acuerdo con un estudio las personas que frecuentan el uso de alcohol, medicamentos o drogas para bajar sus niveles de ansiedad durante el largo plazo, el resultado se vuelve contraproducente, de acuerdo con James Bolton quien es médico y profesor asistente de psicología y psiquiatría en la Universidad de Manitoba, en Winnipeg y es el autor principal del estudio.

La relación entre los trastornos emocionales y consumo de alcohol es de carácter bidireccional, es decir, uno es el causante del otro y viceversa. Claro esto no significa que el alcohol y ansiedad están siempre ligados entre sí, necesariamente no se trata de ansiedad por alcohol o alcoholismo por la ansiedad. Pero si es frecuente que las personas ansiosas acuden al alcohol como una forma de olvidar sus problemas y que el consumo estas bebidas pueden detonar la ansiedad.

¿Puedo beber alcohol si sufro de ansiedad?

Desde hace tiempo los médicos han observado una relación existente entre los trastornos de ansiedad y alcohol. De acuerdo con varios científicos norteamericanos beber alcohol posee un efecto negativo sobre el cerebro, como si se tratara de una reprogramación. De manera que somos proclives a beber alcohol teniendo ansiedad y que ésta aumente a causa del consumo de dicha sustancia.

Investigaciones han demostrado que el alcoholismo provoca un déficit con respecto a la manera en cómo los cerebros cognitivos controlan los pensamientos emocionales. Las crisis de ansiedad después de beber alcohol pueden tornarse peores debido al descontrol que está sufriendo nuestro cerebro al igual que el caso de la ansiedad de separacion.

Síntomas vegetativos como náuseas, vómitos y sudor en conjunto con la ansiedad componen síntomas fundamentales del síndrome de abstinencia. Debido a esto el primer paso para estudiar a un paciente adicto al alcohol que además presente sintomatología ansiosa, es descartar por completo de todos los diagnósticos el síndrome de abstinencia alcohólica. Síntomas pertenecientes al trastorno de ansiedad generalizada y el de abstinencia comparten varias similitudes, su diferencia principal se basa en la cronología de los síntomas presentes, ya que la abstinencia tiende a aparecer cuando se reduce o interrumpe la ingesta de alcohol, mientras que el trastorno de ansiedad generalizada posee características más crónicas.

Para diferenciar mejor un cuadro de ansiedad generalizada y el síndrome de abstinencia, la ansiedad tiende a manifestarse de forma brusca junto a otros síntomas fisiológicos frecuentes de la abstinencia, para posteriormente disminuir de a poco. Aunque en los trastornos de ansiedad, la misma tiende a intensificarse con el tiempo, volviendo a resurgir los síntomas propios de la misma que se encontraban enmascarados a causa del consumo de alcohol.

Ansiedad por alcoholismo

Las personas que padecen ansiedad con frecuencia acuden al alcohol para hacer frente a estos problemas. Si bien, al beber la persona experimenta una sensación de tranquilidad y relajación, el beber en exceso y con frecuencia, sólo agrava el problema, muchas personas actualmente han presentado problemas de alcoholismo y ansiedad.

Investigadores del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo y del Centro Bowles para estudios sobre el Alcohol de la Universidad de Carolina del Norte, se ha comprobado que la ansiedad y alcoholismo tienen una relación bidireccional, es decir, un excesivo consumo provoca una reprogramación en el cerebro ocasionando que el individuo sea más susceptible para padecer trastornos de ansiedad.

En la mayoría de los casos con problemas de ansiedad y alcohol, lo primero que suele presentarse son los trastornos de ansiedad con anterioridad a la dependencia al alcohol, siendo esta una de las razones por las que las personas afectadas usan esta sustancia como una especie de auto tratamiento, para lograr disminuir las manifestaciones de la ansiedad, ya que el alcohol tiene ciertos efectos que sirven como “ansiolítico”, ya sea que el alcoholismo sea la causa u otra como por ejemplo la ansiedad por trabajo.

Ansiedad después de beber alcohol

Si se toma en exceso, el alcohol puede producir ansiedad, y es una de las 10 causas de la ansiedad y puede durar todo el tiempo en el que la persona se encuentre consumiendo alcohol, además de agravar el problema. La ansiedad por el alcohol puede deberse tanto al consumo como a la abstinencia de esta sustancia.

Cuando se trata de los casos sobre abstinencia de alcohol y ansiedad, algunas investigaciones han comprobado que este problema puede tener una duración de unas 4 semanas aproximadamente tras haber dejado de beber alcohol.

Si crees que una persona que sufre de síntomas psicológicos y fisiológicos que puedan implicar problemas de ansiedad y alcohol, es importante sospechar la posibilidad de coexistencia de un trastorno de ansiedad presente en un paciente adicto al alcohol, alguno de estos síntomas o indicios es cuando se observa una mala respuesta o ausencia de cumplimiento en el tratamiento para la deshabituación, un alto nivel de ansiedad, problemas físicos difíciles de diagnosticar, antecedentes familiares de trastornos de ansiedad

Cuando bebo alcohol me da ansiedad

Debido a su fácil acceso y sus propiedades  el alcohol produce ansiedad así como otros trastornos emocionales.

El alcohol provoca ansiedad e inclusive aumentarla si esta patología ya estaba presente desde antes. Si alguna vez te has planteado que “el alcohol me da ansiedad”, a continuación te explicaremos algunas maneras en cómo el el alcohol da ansiedad:

  • Esta sustancia afecta nuestro estado de ánimo debido a que disipa un neurotransmisor llamado serotonina, la cual se encarga de producir buenas sensaciones en la mente. Cuando esta sustancia química empieza a escasear en el cerebro se produce la ansiedad y depresión.
  • El alcohol genera deshidratación que tiene como consecuencia síntomas como nerviosismo, náuseas, mareos, debilidad y como ha hemos mencionado, ansiedad.
  • Al beber en exceso el sistema nervioso reacciona debido a que se busca contrarrestar los efectos sedantes del alcohol, que pueden ocasionar un estado de hiperactividad. Este estado conduce a una privación del sueño el cual contribuye al desarrollo de la ansiedad.
  • Cantidades excesivas de alcohol en el cuerpo ocasionan que el ritmo cardíaco se eleve, provocando que las palpitaciones del corazón sean más fuertes, conduciendo a la persona a sentir ansiedad.

Tratamiento para la ansiedad por alcohol

Como ya se ha ido mencionando el alcohol aumenta la ansiedad, es por esto que es inminente tratar ambos problemas acudiendo con un psicoterapeuta o médico psiquiatra profesional. Comenzar un tratamiento por problemas con alcohol y ansiedad puede presentar diversos obstáculos, ya que cuando hay sustancias generando dependencia psicológica es más complicado medicar a los pacientes.

Se debe tener un especial cuidado durante un tratamiento con fármacos en personas con problemas de alcohol y ansiedad, debido a la posibilidad de sufrir efectos secundarios. Cuando se trata la ansiedad por alcohol, es importante acotar que primero se debe tratar el alcoholismo debido a que el constante consumo de alcohol es más nocivo para la salud.

El consumo en exceso de alcohol por parte de pacientes alcohólicos es el origen de la ansiedad. Comprobando de esta manera que los pacientes con trastornos de ansiedad, la presencia simultánea de trastornos de alcoholismo se sitúa aproximadamente entre el 15% a 33% pudiendo empeorar en las mujeres cuando se combina con la ansiedad y menopausia.

Por otra parte se ha corroborado que personas que padezcan de problemas de adicción al alcohol, también puede ser víctimas de síndrome de ansiedad, relación que según estudios se halla entre el 23% a 69%. Su variabilidad depende de factores como edad, género o tiempo de adicción. Cabe acotar que estos estudios se encuentran sesgados debido a que se ha observado que la población general suele buscar más ayuda para su rehabilitación a nivel médico, a comparación de la población  con estos mismos problemas además de sufrir trastornos de ansiedad.

Con este tipo de pacientes es recomendable un abordaje poco rígido a comparación de los pacientes alcohólicos que no sufren de ninguna patología psiquiátrica. Pero ambas patologías deben tratarse de manera integral.

Pastillas para la ansiedad y alcohol

El alcoholismo es complicado de abandonar, al iniciar este proceso suelen aparecer síntomas de abstinencia como insomnio, sudoración y por supuesto ansiedad. Ocasionando que las personas quieran retomar la bebida para sentirse mejor, pero es importante recordar que esto solo empeora el alcoholismo. En cuanto a algunos remedios para quitar la ansiedad de beber alcohol se encuentran:

  • Dieta exclusiva de uva: por un mes es un remedio casero muy eficaz para el alcoholismo.
  • Abundante ingesta de manzanas: ayudan a desintoxicar el alcohol del cuerpo.
  • Jugo de las hojas amargas de calabaza: licúa hojas de calabaza y luego mezclar tres cucharadas de este zumo con un vaso de suero de mantequilla.

Si bien no existe una fórmula o poción mágica que la ansiedad por alcohol, hay varios medicamentos en receta que pueden ayudar. Entre alguno de los medicamentos para la ansiedad y alcohol se encuentra la naltrexona, cuyo efecto consiste en reducir el deseo de beber alcohol. Tras haber abandonado la bebida, la naltrexona también ayuda a que la persona se mantenga sobria durante mucho tiempo.

Este medicamento como tal no cura la ansiedad al beber alcohol, pero sí ha ayudado a las personas alcohólicas a dejar de beber mientras reciben otros tratamientos. Otros fármacos para estos casos son las benzodiacepinas siendo fármacos de elección pero respetando sus precauciones, los betabloqueantes y la buspirona.

Como quitar la ansiedad del alcohol

Probablemente te preguntarás cómo combatir la ansiedad del alcohol, para esto existen algunos métodos como:

  • Ir a terapia: es muy frecuente que el consumo del alcohol este ligado a un trastorno emocional, se esperar que un tratamiento psicológico ayude a controlar los pensamientos negativos y ansiosos que generen las ganas de beber. La terapia cognitivo-conductual es un método bastante eficaz para los trastornos de ansiedad
  • Medicamentos: si los síntomas tardan en desaparecer, se recomienda consultar con un psiquiatra quien recete medicamentos para tratar la ansiedad. Es importante mencionar al médico los problemas de adicción alcohólica, ya que esto también influenciará en los medicamentos que deban ser recetados ante problemas de alcohol y ansiedad.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que este tipo de pacientes son propensos a abusar de las medicaciones de tipo psicoactivo. Lo mejor es escoger la opción de utilizar sustancias con un bajo potencial de abuso. Se debe esperar a que pase cierto tiempo entre el tratamiento de síndrome de abstinencia y el comienzo del tratamiento con ansiolíticos. Muchos especialistas han recomendado esperar un lapso entre 3 a 4 semanas.

By |2018-11-07T13:14:57+00:00noviembre 5th, 2018|Causas de la Ansiedad|Comentarios desactivados en Alcohol y Ansiedad – ¡Cuando Bebo Alcohol me da Ansiedad!

About the Author: